LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Peso, sobrepeso... ¿Contrapeso?

Cuida tu salud mental para tener un cuerpo sano desde dentro

23/05/2014 | Autor:
Comparte en:

La salud alimentaria han ido ganando relevancia en ámbito de la salud pública en nuestro país,primordialmente por su vinculación con una serie de enfermedades asociadas a la obesidad y elsobrepeso, tales como la diabetes, la hipertensión, cardiopatías, padecimientos hepáticos, etc. y elelevado costo que tiene su tratamiento.

La exaltación de la imagen, esbelta y joven, que promuevela cultura mediática, surgen múltiples opciones, algunas de ellas cuasi mágicas que prometenalcanzar la figura ideal.

Los seres humanos no estamos regidos por la naturaleza o por instintos, de hecho nada hayde natural en nosotros, sino que lo que nos caracteriza es precisamente el rompimiento con lonatural, para asumir, desde una posición subjetiva, todo aquello que en las especies animales estádado por la biología, regido por los instintos.

En este sentido, los seres humanos no 'sabemos' de manera natural, por ejemplo, cuáles son losalimentos que podemos comer sin comprometer nuestra salud o bien cuáles son los nutrientesque responden a los requerimientos de nuestro cuerpo, qué alimentos los contienen o en quéproporción debemos ingerirlos.

Nuestro cuerpo es una vía de expresión, de interacción y de intercambio, cada momento quevivimos, cada experiencia, cada sensación, cada sentimiento, se vive en y desde el cuerpo.

A través del cuerpo disfrutamos, y también a través del cuerpo padecemos. Es en nuestro cuerpoen donde encontramos límites como por ejemplo en: la fuerza, la velocidad, los umbrales de losórganos de los sentidos, la fragilidad, etc. incluso la capacidad para disfrutar, por ejemplo de lacomida o de otros placeres, tiene un límite en nuestro cuerpo. Las limitaciones que impone larealidad del cuerpo se contraponen con anhelos de eternidad y plenitud. El cuerpo no es algoestático y dado, sino que se trata de un proceso dinámico de construcción de nosotros mismos.

Relación con el cuerpo
En cuanto a la manera en cómo nos relacionamos con nuestro cuerpo, consideraremos 3 aspectos fundamentales:

La percepción que tenemos de la forma de nuestro cuerpo. Es muy importante el preguntarnos sobre nuestra representación corporal, es decir,cómo nos estamos viendo, si lo que nosotros vemos corresponde con la imagen real o si nuestrasemociones nos hacen ver nuestra imagen distorsionada, distinta a lo que marcan indicadoresobjetivos como la talla, peso, porcentaje de grasa corporal, etc. o a cómo la ven los demás.

La interpretación quehacemos de las sensaciones de nuestro cuerpo. Será necesarioconsiderar cómo vivimos las sensaciones que provienen del interior de nuestro cuerpo talescomo: el hambre, la saciedad, el dolor, el malestar, etc. Con base en las asociaciones que hagamos entre afectos y sensaciones, estaremos privilegiando repetir o evitar ciertas sensaciones físicas en nuestro cuerpo, porque estarían representando afectos que deseamos promover o evadir.

El significado que damos a nuestro cuerpo. Eneste ámbito estaríamos refiriéndonos a lo que significa el propio cuerpo en relación a las demáspersonas, en particular a aquellas que han conformado el núcleo cercano. Aquí intervienen: la experiencias afectivasvividas en cuanto al contacto con el cuerpo; el placer o temor asociado al movimiento del cuerpocomo por ejemplo el miedo a alejarse o bien la celebración de la pasividad y finalmente la valoración del cuerpo al interior del núcleo familiar, comunitario, social y cultural en el que sedesenvuelve el sujeto.

Con información de Lourdes Sanz Moguel, Psicoanalista y Psicoterapeuta
Tel. 044 55 5451 9569 [email protected]
www.psicoanalisis-mexico.com

Vivan las curvas