LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Permítele un capricho a tus curvas

Sin quebrar esa dieta...

11/03/2015 | Autor:
Comparte en:

Desde que se terminaron las fiestas decembrinas te has estado portando muy bien. Tus propósitos para hacer deporte de manera regular y comer de forma saludable siguen en pie, pero los cumpleaños en la oficina o en la familia amenazan el camino recorrido.

No te angusties. De vez en cuando sí es posible permitirte un capricho. Incluso algunos nutriólogos lo ven como algo necesario para continuar con más fuerza nuestro nuevo y saludable estilo de vida, ya que mitigará nuestra ansiedad u obsesión por determinados alimentos.

Recuerda que no ganarás peso si te tomas una onza de chocolate amargo, pero sí lo harás si tu ansiedad te obliga a tomarte la tableta entera. Lo único que debes hacer es seguir al pie de la letra nuestros consejos.

#listaW
Toma nota

Lo más importante es reducir. Sí, puedes tomar un trocito de pastel, pero éste debe tener las proporciones adecuadas, ya que es un alimento que contiene muchas calorías que más tarde tendrás que quemar haciendo mucho ejercicio. El truco infalible es utilizar cubiertos y platos más pequeños de lo normal para engañar a nuestro cerebro.

Es muy importante que disfrutes tu capricho con calma. La saciedad llega antes si te tomas tu tiempo. Mastica despacio y saborea lentamente cada bocado. Conviértelo en un ritual de satisfacción y jamás te culpes porque, simplemente, te lo mereces.

Decídete por caprichos reducidos en calorías. Si se te antoja un brownie siempre tienes la opción de comerte un brownie light, cuyo contenido calórico será menor, pero mantendrá todo el sabor.

Ejercicio extra. Muchas veces podemos contrarrestar el hecho de habernos saltado "un poco” la dieta alargando 30 minutos más nuestros ejercicios, bajándonos dos paradas antes de llegar a casa o al trabajo, subiendo todas las escaleras posibles… ¡Es hora de moverse!

Muchos nutriólogos coinciden en que el cuerpo quema más calorías a horas tempranas. Peca en la mañana. Es más que aconsejable consumir el 60% de las calorías diarias antes de las dos y media de la tarde para que nuestro cuerpo utilice la energía de los alimentos.

Síguenos en nuestras redes especialistas en chicas curvy #CurvyPower

Facebook

Twitter

Pinterest

Instagram

Vivan las curvas