LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pequeñas cosas que aumentan tus curvas

¡Las cometemos a diario! Tienes que detenerlas…

08/01/2015 | Autor:
Comparte en:

Estamos tan ocupadas planeando dietas e inscribiéndonos en gimnasios y clases de baile para perder peso, que nos olvidamos de que a veces los hábitos a los que estamos acostumbradas son los verdaderos culpables de esa grasita de más en nuestras curvas.

Así que aquí te dejamos algunos de ellos para que les des la vuelta y puedas perder peso sin tener que sufrir un terrible régimen alimenticio…

Toma nota

Comer fruta de postre. Es deliciosa, sana y nutritiva, pero además contiene elevadas cantidades de azúcar, por eso es importante que la descartes después de tu comida, ya que empeora el tránsito correcto de tu sistema digestivo.

No mezcles muchas cosas. Hay que consumir platos equilibrados, es decir, uno que contenta verduras, proteína y crema. Aléjate de aquellos donde se repiten los ingredientes, por ejemplo: Carbohidratos + carbohidratos.

Consume proteína. Tenemos el mal hábito de hacerla desaparecer cuando entramos a una dieta rigurosa; sin embargo, es indispensable consumir de ella en cada comida, pues ayuda a reducir tallas, sobre todo en la parte de la cintura.

No te excedas en la tarde. Es mucho más difícil digerir los alimentos durante esta hora del día, pues nuestro cuerpo se está preparando para entrar en un estado de reposo, por lo cual la energía va disminuyendo y las posibilidades de quemar grasita desaparecen.

Distingue las grasas. Ya hemos escuchado que hay buenas y malas. Lo ideal es que consumas las saludables; puedes encontrarlas en aceites vegetales, pescado, huevo y frutos secos.

Adiós grasita sin ningún sufrimiento.

AVN

Vivan las curvas