LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Nuevo año, nuevo guardarropa

Reinvéntate por dentro y por fuera.

02/01/2013 | Autor:
Comparte en:

sub A tirar todas esas prendas que no nos favorecen y a comenzar el año estrenando una nueva tú. sub

Haz una limpieza profunda y libera tu clóset de toda esa ropa que oculta tus curvas, que te da un cuerpo que no tienes y que te opaca con colores obscuros y sin vida. Sal de tienda en tienda o métete a comprar en línea para encontrar un nuevo guardarropa que te haga lucir y sentir sexy. La talla no es lo importante, sino la actitud con la que la luces.

Considera
¿Cuál es tu mejor atributo? Busca prendas que exalten este atributo y que disimulen la parte que menos te guste. Por ejemplo, si tienes un pecho envidiable dile sí a los escotes, si tienes un cuerpo de reloj de arena no olvides un cinturón a la cintura y si tienes pantorrillas envidiables dile sí a las faldas arriba de la rodilla.
Empezamos de adentro hacia afuera. Elige un brassiere cómodo, con buen soporte y con un diseño sexy.
Dale color a tu look. Aunque los colores obscuros se caracterizan por adelgazar la figura, también hacen la piel más opaca así que no mantengas tu guardarropa en esta paleta. Imprímele color especialmente al rededor del rostro para darle luz a tu tono de piel y a tus ojos.
Elige la tela adecuada. Evita las prendas 'stretch' o las telas duras, pues hacen "bultitos" no deseados. Las telas livianas tienden a ser mejores.
Los pantalones entubados no son muy favorecedores, especialmente para las chicas con cadera prominente. En tu armario no pueden faltar unos pantalones rectos o ligeramente acampanados que alarguen tus piernas y le den forma a tu cadera.
Los zapatos puntiagudos lucen muy bien en chicas con curvas ya que crean la ilusión de unas piernas más largas y estilizadas.
Ojo con los patrones. Éstos se caracterizas por dar mucha vida y ser muy llamativos, pero debemos checar que llamen la atención para bien. Usa patrones grandes si eres alta y pequeños si eres bajita. Algo clave, que no todo tu outfit sea así, elige sólo una prenda.
La longitud de la ropa es muy importante cuando somos bajitas y curvilíneas. La clave está en alargar el torso así que evita las blusas y los sacos largos. La medida está en el huesito de tu cadera, que no pasen de ahí.
¡No olvides los accesorios! Grandes, llamativos y que te hagan resaltar.

Síguenos enFacebookyTwitter.
¿Ya conoces nuestroFan Page de Vivan las Curvas?
CP

Vivan las curvas