LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

No subas de peso por 'ser amable'

Aprende a decir que NO.

30/12/2013 | Autor:
Comparte en:

Bien dicen las mamás 'Una engorda por lastima… lastima que se quede esto'.

Muchas veces por pena a decirle que NO a nuestra mamá, tía, suegra o amigas terminamos comiendo de más; no tienes que comer todo lo que te den para agradar a las personas, un simple y amable 'No, gracias. Estoy satisfecha' puede ser la diferencia de esos kilos de más.

Si estás a dieta o ya comiste tu ración de carbohidratos del día no tienes que sentirte obligada con los demás aunque hayamos sido educadas con la creencia de que rechazar la comida es de mala educación, recuerda que tu salud estará siempre primero.

Es difícil quitarnos esta manía de no poder decir que no, por eso te presentamos unos tips para que lo logres.

Tips
Mentalízate. Si sabes que tu tía te va a ofrecer galletas cuando llegues a su casa, mentalízate antes de llegar para saber decirle que no.

Lastima. Si te da cosa dejar un poco de carne y prefieres comerla estás en un error, no tienes que hacerlo. Guárdala en un toper y úsala para tu desayuno del día siguiente.

Se va a echar a perder. Hay platillos que no urna de un día para otro y es más tentador quedar con dolor de estomago a tener que tirarlo a la basura. En estos casos, pelara las raciones que sean necesarias, cuando no estamos cuidado la frase 'más vale que sobre a que falte' no aplica.

Cuídate. Si sabes que estás cuidado tu peso pon ese pensamiento antes que los demás para que en cuanto te ofrezcan algo más de comer sepas que tendrá una consecuencia negativa a todo tu trabajo e inmediatamente y sin remordimiento digas que no.
La alternativa. Si de plano sabes que tu abuelita es capaz de llorar frente a todos por tu 'desprecio', reduce tu consumo de azúcares y carbohidratos por la mañana para nivelar la situación. Aplica este consejo en casos extremos, tampoco es saludable privar a tu cuerpo de lo que necesita, cuando lo necesita.

Tú, ¿sabes decir que no?

OF

Vivan las curvas