LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

No necesitas un hombre para sentirte bien

La única compañía que necesitas es la propia.

17/02/2014 | Autor:
Comparte en:

A veces hacemos tanto énfasis en hallar el amor que nos olvidamos de lo más importante. ¡Nosotras mismas!

Por Beatriz Castillo

Nos preocupamos tanto por encontrar pareja que si estamos solteras, creemos que hay algo mal con nosotras. No deberías tener que depender de otra persona para ser feliz. Le damos tanta importancia al amor que recibimos por parte de los demás, que olvidamos de darnos amor nosotras mismas.

Lo primero es no culparte a ti misma. Las cosas no siempre salen como las planeamos y no significa que tengamos la culpa. ¡En realidad nadie la tiene! Es entendible que ver a las parejitas en la calle te haga querer arrancarle la cabeza a un osito de peluche o destruir una caja de chocolates, pero eso no solucionará el problema. De hecho, ¡sólo lo empeorará!

¿Qué importa si no estás saliendo con alguien? Definitivamente no es algo que te perjudique o que deba hacerte sentir mal. Aprende a disfrutar de tu propia compañía para que cuando llegue alguien que valga la pena, tu mente esté en el lugar indicado.

Diviértete
Consiéntete. Incluso cuando estás con alguien más, la persona más importante para ti deberías ser tú misma. Esto podría sonar egoísta, pero recuerda que jamás podrás estar bien con alguien más si no estás bien contigo misma. Entonces la solución ideal es hacer algo que te haga sentir bien sin necesidad de nadie más. Una noche de spa en casa suena bien, ¿no crees?

No todo es amor. ¡No te olvides de tus amigas! Que no tengas novio no significa que no puedas pasarla bien, así que organiza algo con tus BFFs y pásenla increíble. La única recomendación que podemos darte es evitar hablar demasiado de amor, ya que la plática puede ponerse nostálgica y si hay alcohol de por medio, podrías terminar llamando a tu ex. ¡Lo peor que puedes hacer!

Tus metas. Tal vez el amor no ha llegado a tu vida porque simplemente no es una prioridad para ti en este momento, ¡y eso está muy bien! Si tienes metas o proyectos en mente, aprovecha que no habrá distracciones para ordenarlas y hacer todo lo posible por alcanzar tus sueños. No importa si es relacionado a tu trabajo, a proyectos personales o incluso algo tan aburrido como ordenar tus finanzas. ¡Aprovecha que tienes el día para ti sola!

Excesos. ¿Sabes qué es lo peor de las relaciones? ¡Las expectativas tan altas! Supuestamente deberíamos hacer todo de cierta manera y comportarnos de cierta forma, pero no tiene por qué ser así. Aprovecha que tienes el día para ti sola y disfruta de una tarde de películas y comida. Pide una pizza, hornea un pastel, ¡o simplemente no hagas nada! Nadie te va a juzgar y no tienes que caer en los estándares de los demás. Hoy es tu día libre. ¡Aprovéchalo!

¿Estás plena?

Vivan las curvas