LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Moda para las chicas con curvas y seguras

Es tiempo de lucir maravillosa

25/02/2015 | Autor:
Comparte en:

¿Quién dijo que las con curvas deben resignarse a estar siempre tapadas y sin poder ponerse vestidos a la moda?

El chiste es encontrar aquellas que resalten lo mejor de ti y escondan las partes que te hacen sentir insegura. Sólo sigue estas reglas.

Por Ana Shimasaki

Toma nota

Regla número 1. Puedes usar ropa pegada. Sólo asegúrate que el ajuste sea perfecto y que no apriete ninguna zona de tu cuerpo. Evita las arrugas que se producen cuando la tela se jala porque te queda chica, eso visualmente da la sensación de que tu cuerpo es más voluminoso de lo que realmente es, por lo mismo se vuelve imprescindible que escojas la talla correcta.
Regla número 2. Evita telas que no tienen una buena caída. Las telas de fibras naturales como el algodón, la seda, el lino, etc. tienen una excelente caída y no enfatizan tus zonas problemas, como son las lonjitas que puedas tener en tu cuerpo.
Regla número 3. Ponte jeans que acentúen tus curvas. Dicen los expertos que en los jeans debes buscar los que te quedan bien y no los que te gustaría que te quedaran. Muchas veces creemos que cualquier pantalón de mezclilla puede usarse si el cierre sube, pero no es así. Checa que cuando te pongas el pantalón no te aparezcan lonjas por todos lados, y que lo que resalte sean las curvas de tu trasero y no la curva de tu pancita.
Regla número 4. Invierte en ropa íntima de calidad. No puedes lucir bien si desde el brassiere que te pones te aparecen las lonjitas de la espalda. Lo mismo sucede cuando te pones un calzón y notas que el trasero se parte por la mitad, aunque no lo creas esto se notará a través del pantalón. Sé que la ropa íntima de calidad puede ser cara, pero es una muy buena inversión.
Regla número 5. Bolsas de moda de tamaño mediano. Si tienes curvas y eres bajita de estatura, evita las bolsas muy grandes y pesadas porque estas sólo crearán el efecto de verte más ancha y chiquita. También es importante que el asa o el cordón sea delgado y largo, que te llegue más abajo de la cintura. Esto hará que visualmente te veas más estilizada.

Vivan las curvas