LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Mejora tu cuerpo, sin matarte de hambre o excederte en el ejercicio

Buscar estar contenta y sana.

08/04/2014 | Autor:
Comparte en:

Las mujeres siempre buscaremos la manera de que nuestras curvas se vean de 10, pero seamos honestas, ¡no nos gustan la dieta ni el ejercicio!

Y es que no se trata de matarnos de hambre, ni vivir en el gym, sino de movernos y comer adecuadamente. En su blog, la modelo Emily Nolan, nuestra portada del próximo especial, nos da algunos tips para que tengamos el cuerpo que queremos.

Toma nota
Satisfecha. Es muy fácil comer de más, aún cuando nuestro cuerpo nos diga 'no más', Ingerir alimentos en exceso puede hacer que tu estómago se agrande y cuando comas lo que debes, no estarás satisfecha. Haz tus 5 comidas al día, 3 grandes y 2 colaciones, no pases más de 4 horas sin comer algo y verás los resultados.

Líquidos. Estar hidratada no sólo ayuda a que tu cuerpo elimine toxinas, sino que crea una sensación de saciedad que hace que no comas por aburrimiento.

Muévete a primera hora. Camina, corre, saca a pasear al perro, medita… ¡no importa! Lo que realmente importa es que tu cuerpo se mueva desde temprano.

Chocolate. No somos robots, tenemos antojos y amamos el chocolate, así que date unos minutos para disfrutar de un poco de chocolate oscuro, tu cuerpo y antojos lo agradecerán.

Planea tus comidas. No importa como sea tu estilo de vida, ni si respetas lo que deberías comer en las colaciones, lo importante es que hagas tus 3 comidas a sus horas. Y, por su puesto, como dice Emily, si tienes hambre, ¡come algo!

Sé responsable. Si estás llevando una vida más sana, lleva un diario y nota que los pequeños cambios serán, en poco tiempo, una gran diferencia.

Ayuda. La mejor manera de hacer las cosas es hacerlas con alguien, una amiga, tus hermanas o hermano, tu mamá o una amiga del trabajo serán los mejores aliados para llevar una vida más sana, recuerda ¡la unión hace la fuerza!

Diviértete. Hacer dieta es aburrido y cansado porque queremos resultados rápidos y no sabemos que, más que dejar de comer, es hacerlo bien. Tómate tu tiempo para cambiar los malos hábitos de por vida, y seguro JAMÁS volverás a estar a dieta.

Disfruta los resultados. Bajaste 2 kilos en un mes y no 4 como te lo propusiste, ¡qué más da! Mira atrás y fíjate en lo lejos que has llegado, los cambios que has hecho en tu vida y disfruta de ellos pues vas en la dirección correcta.

Cocina. Salir siempre a comer puede resultar contraproducente para tus curvas, en los restaurantes pueden agregas más aceite o sal a la comida para darle más sazón; por el contrario, si cocinas en casa seguro sabrás cómo sazonar sin usarlos de más.

¿Cómo formas el cuerpo de tus sueños?

Vivan las curvas