LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Levántate ligera y sin dolores

Posturas perfectas para evitar molestias y tener un buen descanso

21/04/2014 | Autor:
Comparte en:

¿Llegó la hora de dormir y no puedes conciliar el sueño por alguna incomodidad como dolor de espalda, mala respiración o embarazo? Te decimos cuáles posturas debes adoptar ¡para despertar al 100!

Cuántas veces no hemos despertado y sentimos el cuerpo pesado como si no hubieramos descansado lo suficiente para iniciar nuestro día con mucha energía; esto sucede por las posiciones en que nos acomodamos a la hora de ir a la cama. Duerme mejor y despierta de buen humor siguiendo estos tips.

Posturas:

Si el reflujo es el que te roba el sueño, acomoda una almohada grande debajo de tu espalda y cabeza para adoptar una postura semi acostada. Evita ir a dormir después de cenar; espera al menos 25 minutos antes de acostarte.

Cuando sientas que te despiertan los hormigueos por la noche evita dormir boca abajo y con los brazos debajo de la almohada. Duerme boca arriba y con tus brazos a los costados para ayudar a tu flujo sanguíneo.

Si el dolor se localiza en tu espalda, acuéstate boca abajo pero coloca una almohada debajo de tu abdomen para una postura semi arqueada.

Para la mala respiración es necesario que consigas una almohada más alta o en su caso coloca dos debajo de tu cabeza para que entre el aire necesario a tus pulmones mientras duermes.

Para no roncar debes dormir de lado y jamás mirando hacia arriba; coloca una almohada entre tus piernas y verás cómo los ronquidos disminuyen.

En caso de estar embarazada, coloca un cojín bajo tus rodillas para permitir la circulación de tus piernas.

Después de tanto estar parada o sentada, tus piernas y pies tienden a inflamarse, para esto coloca dos almohadas debajo de ellas para sentir un mejor descanso y comiencen a desinflamar.

En caso de no padecer alguno de estos te recomendamos la mejor posición para dormir: de lado con una almohada debajo de tu cuello y otra entre tus piernas.

Prueba con cada una de ellas y elige cuál postura es la que te permite despertar con mayor energía, sin dolor muscular y con mayor sensación de descanso.

¡Que nada impida tu sueño!

AVN

Vivan las curvas