LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

La importancia de la postura

¡Pararte derecha tiene más beneficios de los que creías!

13/03/2014 | Autor:
Comparte en:

A menudo descuidamos nuestra postura y encorvamos nuestro cuerpo, luciendo menos atractivas, pero, ¿sabías que la buena postura podría darte más seguridad en ti misma? Otro increíble beneficio es que lucirás más joven y delgada.

Por Beatriz Castillo

Desde pequeñas nos enseñaron a no encorvarnos, pero honestamente es algo muy difícil de lograr, especialmente si no estás acostumbrada a hacerlo. Pero, ¿por qué es tan importante?

Básicamente, la postura define la alineación de nuestro cuerpo con la fuerza de gravedad, ya sea de pie, sentadas o incluso acostadas. La buena postura asegura una buena distribución de la fuerza de gravedad a través de nuestro cuerpo para evitar el estrés excesivo.

¿Qué piensas cuando ves un hombre con buena postura? Automáticamente le da porte y un aire de sensualidad y autocontrol. ¡Pues con nosotras sucede exactamente lo mismo!

Beneficios
Imagen. La buena postura incrementa la seguridad en ti misma. Te sentirás más atractiva y los demás comenzarán a portarse distinto en tu presencia. Respira profundo y cuando exhales, procura mantenerte en esa posición en lugar de encorvarte. ¡Así de fácil!

Más delgada. La buena postura automáticamente te hará lucir más delgada y hará que tu ropa se vea mejor. También te hará ver más joven, ya que nuestra mente automáticamente asocia a las personas encorvadas con la tercera edad. ¡Es como un ''makeover'' al instante!

Respiración. Cuando un médico revisa tus pulmones, suele pedirte que te sientes derechita para escuchar mejor. ¡por algo lo hacen! Cuando tenemos buena postura, el aire pasa más fácilmente hacia nuestros pulmones.

Digestión. Además de la ayudar a la respiración, la buena postura permite que nuestros órganos internos mantengan su posición natural, lo cual facilita el proceso digestivo, así que puedes decirle adiós al estreñimiento y a los dolores estomacales.

Mentalidad. La buena postura también cambia tu estado de ánimo. Cuando estamos enfermas nos encorvamos, pero cuando nos sentimos bien, caminamos derechas y sin preocupaciones. De hecho, simplemente con pararte derecha podrías cambiar tu forma de ver el mundo. ¡Inténtalo!

¡Párate derecha! Tu mamá no lo decía en vano.

Vivan las curvas