LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Errores que cometemos cuando estamos a dieta

Cuida tu salud física y emocional para prevenir muchas enfermedades

09/05/2014 | Autor:
Comparte en:

Cuando buscamos perder peso es importante preguntarnos primero ¿por qué? Muchas lo hacemos para lucir bien y/o sentirnos mejor con nosotras mismas, etc. Lo importante a la hora de comenzar un régimen alimenticio es hacerlo porque quieres cambiar algo que A TI no te gusta y, siempre, de la mano de un profesional.

En nuestro afán de deshacernos de los kilos de más muchas veces no logramos nuestro cometido y caemos en la frustración, a continuación te decimos cuales son los errores más comunes, para que puedas evitarlos.

Errores
Nuestro primer error es querer bajar de peso cuando tenemos un evento especial o cuando vienen las vacaciones. Bajar de peso no tiene que ser un requisito social sino que debes buscar sentirte bien contigo misma.

Otro error es pensar que la dieta que le funcionó a tu prima o amiga tiene que funcionarte a ti; nuestro metabolismo no se asemeja al de nadie más. Busca ayuda de un especialista que te recomiende y controle tus alimentos en base a cuánto peso quieres/debes perder y a tu ritmo de vida.

No hay idea más tonta en torno a bajar de peso que pensar que ¡dejando de comer vamos a deshacernos de los kilos de más! Cuando dejas de comer tu cuerpo activa 'el modo supervivencia', así hace uso de los recursos guardados haciendo lenta o nula la pérdida de peso; es un mito pensar que tu cuerpo hará uso de la grasita de más para sobrevivir.

Aceptamos que el trabajo, la escuela, la casa, o todo junto en ocasiones no nos deja un tiempo definido para comer, sin embargo es importante dedicar horas específicas para comer, con el fin de acostumbrar a nuestro cuerpo a los horarios, porciones y poner atención en qué y cuánto comemos.

Si bien es cierto que las harinas, grasas y azúcares contribuyen al aumento de peso, es un error pensar que tenemos que eliminarlas de nuestra dieta, la realidad es que nuestro cuerpo las necesita y debemos aprender a comerlas en cantidad, calidad y forma.

La pérdida de peso viene de la mano de la actividad física, podrás hacer las mejores dietas, pagar millones por un nutriólogo, pero si no te mueves de nada servirá. No tienes que ser una atleta profesional, con salir a caminar media hora al día comenzarás a ver los resultados.

Estamos acostumbradas al café por la mañana, el refresco en la comida, pero ¿y el agua? Un cuerpo bien hidratado elimina la grasa que tenemos de más, toxinas y hace que nuestra digestión sea mejor previniendo el aumento de peso.

Las tentaciones están a la orden de día: fiestas, pasteles de cumpleaños, ¡todo está al alcance de tu mano los fines de semana! No se trata de decir no, sino de aprender a moderar la cantidad de lo que comes.

Otro de los más grandes errores es pensar que si no pudimos bajar 5 kilos la primer semana esa dieta ¡no funciona! No abandones tus nuevos hábitos alimenticios si es que ya decidiste comenzar, una vida sana requiere de tiempo, ¡no decaigas!

¿Qué otro error has cometido?

OF

Vivan las curvas