LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Elimina los 'kilos emocionales' ¡ya!

¿Te ha pasado que subes de peso aunque no comas de más? Si la respuesta es 'sí', esto te interesa.

23/08/2012 | Autor:
Comparte en:

subUno de los eventos más frustrante para cualquiera es aumentar de peso cuando, aparentemente, su dieta y actividades no se han alterado. A estos se les conoce como 'kilos emocionales', y son como cualquier reto: para enfrentarlo, primero debes conocerlo.sub

#listaD#
¿Por qué pasa?
Si estás subiendo de peso sin que tus hábitos alimentarios hayan cambiado o te hayas vuelto sedentaria de un día para otro, es hora de ahondar un poco más en tus sentimientos.
Si el aumento de peso coincide con un acontecimiento muy dramático o feliz, un cambio de trabajo, un entorno insatisfactorio, demasiado estrés o una ruptura de pareja, entonces estamos hablando de 'kilos emocionales'.

El estrés engorda
Cualquier cambio drástico en nuestras vidas nos causa estrés, lo que ocasiona que tu cuerpo libera la hormona cortisol,que a su vez envía más glucosaa la sangre para intentar superar la crisis, pero ya que no 'quemamos' esa glucosa con una actividad física, ésta se almacena en forma de grasa.

#listaI#
¿Te 'comes' tus emociones'?
Muchas personas, profesionales y no, manejan el término 'comerte tus emociones', y esto tiene mucho más de verdad que de metáfora.
Tal vez no lo hayas notado, pero si durante una semana registras todo lo que comes, tal vez notes que estás comiendo un poco más de lo normal, o bien, que es la misma cantidad pero en tu plato pones más pan que ensalada y para el postre cambiaste las manzanas por los chocolates.
Esto es muy común, ya que se tiende a asociar la comida con las emociones, y hay quienes la usan para compensar una pérdida, llenar vacíos afectivos o como recompensa ante el éxito.

¿Cómo prevenirlo?
Lo mejor es aprender a manejar tus emociones, y principalmente a exteriorizarlas a través de la comunicación con las personas que causan tales sentimientos, o bien, encontrar un medio de liberar esos sentimientos como el arte, el deporte o la escritura.

Un problema, varias soluciones...
Si no consigues bajar de peso después de probar muchas dietas y hacer ejercicio, ve con tu médico de cabecera y cuéntale lo que pasa, él te canalizará con un endocrinólogo o con un bariatra, según sea tu caso, y con el psicólogo para descubrir cuáles son las emociones que te empujan comer.
Activa tu cuerpo poco a poco, puedes empezar con caminatas de 15 minutos en la mañana y aumentar el tiempo hasta que te sientas animada para ir al gimnasio. Lo importante es no quedarte inactiva, ya que ejercitar tu cuerpo ayuda a desbloquear las emociones.
Aléjate de los alimentos que no te convienen y a los que recurres cuando sientes ansiedad: chocolate, pan, botanas, pizza, etc. Llena tu alacena y refrigerador de alimentos sanos y nutritivos, y si es necesario consulta a un nutriólogo para establecer un régimen adecuado.

Síguenos enFacebookyTwitter
¿Ya conoces nuestroFan Page de Vivan las Curvas?

Vivan las curvas