LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Elimina el azúcar de tu dieta, ¡sin sufrir!

¡Ni siquiera te vas a dar cuenta!

12/03/2014 | Autor:
Comparte en:

El azúcar hace tanto daño que recientemente se han descubierto nexos entre su consumo y muchas enfermedades relacionadas a la dieta incluso en personas que no son obesas. A veces ni siquiera subimos de peso, pero de todos modos le hacemos daño a nuestra salud.

Por Beatriz Castillo

Ya sabemos que el azúcar es muy mala para nosotras, pero dejarla nos cuesta muchísimo trabajo. Las tentaciones están por doquier y decirle que no a un postre es prácticamente imposible, pero no nos damos cuenta del daño que estamos ocasionando en nuestro cuerpo.

Un documental reciente descubrió que la epidemia de obesidad en Estados Unidos no se debe a las grasas, sino al azúcar y un estudio descubrió que el 70% de las personas que sufren algún tipo de enfermedad relacionada a la dieta sin necesidad de ser obesos sufren los mismos padecimientos que las personas con obesidad y todo está ocasionado por el azúcar.

Pero, ¿cómo hacemos para dejar de consumirla? A final de cuentas, los alimentos más ricos son aquellos que contienen azúcar. ¡Pues no es tan difícil! Lo único que necesitas hacer es cambiar un par de hábitos y poco a poco empezarás a sentirte mejor y serás menos susceptible a padecer enfermedades relacionadas a la obesidad.

¡Dile adiós!
Café y té. Éste es el truco más simple, pero probablemente sea el más difícil de lograr. Simplemente consiste en dividir entre dos la cantidad de azúcar que sueles agregar a tus bebidas y sólo ponerle la mitad. Si generalmente le pones dos cucharadas a tu café, intenta ponerle sólo una. Si eres aún más atrevida, intenta eliminarla por completo de tus bebidas.

Refresco. La verdad es que a casi todas nosotras nos gusta el refresco a pesar de los daños que ocasiona. Incluso los refrescos dietéticos suelen venir acompañados de muchos otros problemas para la salud, así que reemplazar unos por otros no es una opción. Lo que sí podemos hacer es tomar agua mineral mezclada con un poco de jugo. Puedes hacer el jugo tú misma o comprarlo ya hecho, aunque deberás asegurarte de que diga que contiene 100% jugo.

Helado. Tal vez esto sea lo más difícil de lograr, ya que a todas nos gusta comer helado, pero la verdad es que la mayoría tiene demasiada azúcar, ¡hasta 30 gramos por taza! Puedes reemplazarlo por otro tipo de postres que no contengan azúcar o buscar alguno dietético, aunque la verdad es que esos tienen muchísimas calorías, así que lo más recomendable es limitar el consumo de helado lo más que puedas.

¿Cuánto consumes al día?

Vivan las curvas