LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Di 'no' al café y 'hola' al té

Deja que esta bebida te llene de sus beneficios adicionales

12/08/2014 | Autor:
Comparte en:

Aunque el café es una de las bebidas más ricas del mundo, no es para todas. Te explicamos por qué debes sustituirlo ¡y mejorar tu salud con un té!

Por AnaGaby Lozano

¿Sientes que te desmayas si no tomas café en la mañana? No estás sola. Muchas chicas no pueden empezar su día si no es con una taza en la mano, ya que las hace sentir más despiertas, alerta y, a veces, hasta más felices.

La cafeína contenida en un americano es suficiente para mantenernos activas, pero también puede causarnos problemas de salud: insomnio, problemas cardiacos o hiperactividad son sólo algunas de sus desventajas. Además de eso, puede llegar a manchar tus dientes.

Cambiar tu café por un té hará cosas que ni te imaginas por tu cuerpo.

¡Checa esto!
Te relajará. Tomar un té hará que tus nervios se calmen, haciendo que te enfoques más en tu trabajo y menos en el estrés o en factores externos. Consigue uno de manzanilla para sentirte súper bien.

Te ayudará a dormir mejor. Si tienes problemas para dormir, un té de valeriana te ayudará muchísimo ¡y logrará que sueñes con los angelitos! Consíguelo lo antes que puedas.

Acelerará tu metabolismo. Una taza de té verde ayudará a que bajes de peso, pues pondrá a tu cuerpo a trabajar acelerando tu metabolismo. No te excedas, sólo toma una o dos tazas al día.

Te purificará. El té rojo pu-ehr te ayudará a que tu cuerpo se deshaga de las toxinas sin necesidad de hacer un detox. Tómalo por la mañana o antes de dormir, ¡verás la diferencia!

Te refrescará. Un té de menta o hierbabuena es perfecto para disfrutar de un sabor fresco y delicioso, ¡además te ayudará a tener mejor aliento! No olvides consumirlo sin azúcar para mejores resultados.

Te dará vitalidad. Un té de jengibre hará maravillas por las chicas que se sienten fatigadas. Hierve un poco de esta raíz en agua y bébela lo más pronto posible, ¡verás cómo funciona!

¿Cuál es tu té preferido?

Vivan las curvas