LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Decálogo de una buena Pin Up

Checa todo lo que necesitas para ser más atrevida y poner en alto el orgullo curvy.

22/01/2014 | Autor:
Comparte en:

Ser una chica pin up va más allá de una moda o un 'look', es una actitud y un estilo de vida. ¿Te atreves a ser una de ellas?

Todas en algún momento hemos fantaseado con convertirnos en una 'girly' pin up, pues su presencia nos impone y su innegable atracción nos deja con la boca abierta. Pero, ¿qué es exactamente lo que hace a una chica una buena pin up? Aquí te lo decimos:

Tips

Segura de sí misma: Las chicas pin up irradian confianza en quienes son, en sus virtudes y defectos, en su cuerpo lleno de curvas, en su poder de atracción, en lo que pueden lograr y en sus ideales. Saben perfectamente lo que valen y de qué están hechas, lo que quieren y lo que no.

Es atrevida: No teme a la hora de mostrarle al mundo lo que piensa y siente, a través de su estilo de vida, actitud, 'looks' y sensualidad. Si tiene el impulso de hacer algo, lo hace en ese instante y punto, no se hace pequeña ante nada.

Derrocha 'sex appeal': Dueña de una voluptuosidad evidente, su actitud sugerente es capaz de cautivar tanto a hombres como a mujeres. Sabe que cuenta con las armas necesarias para atraer a los chicos con facilidad, aunque hace como si no se diera cuenta de su impacto, desde luego, sabe usar esto a su favor.

Toma el control y toma decisiones: Gobierna su propia vida y no le gusta que le digan qué hacer, vaya, no lo necesita, pues sabe perfectamente hacia dónde va y cómo llegar ahí. La indecisión no es parte de ella, si desea alto, lo toma sin titubear y si tiene que luchar y esforzarse lo hace como una guerrera. Su gran carácter hace que no se dé por vencida fácilmente, incluso en las situaciones más complicadas.

Defiende la libre expresión sexual de las mujeres: Es un estandarte de las mujeres que son dueñas de su cuerpo y, por ende, puede hacer con él lo que le plazca. Mostrar sus atributos, encantar a los hombres y explotar su poder erótico son juegos que no faltan en su repertorio. Está en contra de la represión sexual de la mujer y la visión machista que la limita. Trata de romper con los prejuicios y tabúes que hay alrededor del sexo y las ganas de la mujer por gozar de su sexualidad y de todos los placeres que ésta puede ofrecerle.

Le sonríe a la vida: Se caracteriza por ver la vida con optimismo, no le gusta complicarse. Es feliz y capaz de contagiar este estado de ánimo a cada una de las personas que la rodean. No es de las que se tiran al suelo ante la menor provocación, al contrario, ve los problemas como un reto y, gracias a ello que sabe lo que quiere, logra salir adelante y darle la vuelta a las broncas. Está cargada de energía positiva. Piensa que la vida es una y hay que aprovecharla al máximo.

Saca su lado ingenuo: Sabe cómo aprovechar y explotar al máximo su lado inocente, combinándolo con su lado provocativo. Es capaz de transmitir una imagen cargada de erotismo e inocencia a la vez, digamos que es su forma de expresión. Enseña, pero siempre deja abierta la puerta a la imaginación a quienes disfrutan a admirarla que son pocos. Es una especie de Lolita, pero con una onda recargada y feminista. Vuelve locos a los hombres, pues encuentran en ella tanto el lado perverso y sexy, como el lado tierno e inocente, así como una personalidad simplemente irresistible y arrolladora.

Es irreverente: Le mueve el romper con lo convencional, no le late seguir la corriente ni teme a la hora de ir en contra de las reglas o normas sociales. Si cree en algo, lo defiende a capa y espada. Trata de ser congruente entre lo que piensa, lo que siente y lo que hace. Es rebelde con causa. Su actitud y 'outfits' salen de lo ordinario, son desafiantes e incitadores.

Se siente orgullosa de sus curvas: No le interesa encajar en los cánones de belleza, en donde la delgadez extrema es la más aplaudida, al contrario, ama sus curvas, son sus armas de seducción, pero también su medio para promover una noción diferente de la feminidad y hacer un llamado sobre la importancia de defender lo que somos las mujeres sin importar nuestra talla.

Es promotora del 'girl power': Cree firmemente en que las mujeres podemos lograr todo lo que nos propongamos, cumplir cada uno de nuestros sueños y metas. Jamás se queda callada y alza la voz para ser escuchada y defender sus ideales. No se limita a la hora de fantasear, pero tampoco se queda ahí, va más allá y pelea para ver cristalizadas cada una de sus aspiraciones.

¿Tienes la actitud?
ABS

Vivan las curvas