LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Curvas sin frenos: Lencería sexy

La aguja en el pajar

18/02/2015 | Autor:
Comparte en:

No podía evitarlo, una invitación a una cena romántica de esas en las que una sabe que el postre será en la cama siempre me terminaba estresando mucho. ¿Por qué? Porque empezaba la presión de buscar la lencería que me iba a poner para tan especial ocasión y eso, literal, es una verdadera cacería; la búsqueda del tesoro perdido, buscar la aguja perdida en el pajar.

Por Aydeé Treinta / [email protected]/ FBChica Plus México

Una persona de talla normal jamás se imaginaria el verdadero tormento que es buscar lencería, sexy, bonita, moderna, elegante en tallas plus en México; a esas personas, que generalmente cuando uno se queja de esto te dicen "Si no te gusta batallar pues ponte a dieta”, les digo que las mujeres curvy no debemos ni podemos dejar en pausa nuestra vida sexual y amorosa de aquí a que el ejercicio o la buena alimentación nos hagan efecto. Si la persona que te gusta y tú quieren tener intimidad, no te vas a poner a decirle " Espérate a que sea talla 30 para encontrar unos calzones decentes que no me hagan morirme de la pena cuando me los quites”.

¡No puedes llegar con los brass de diario que parecen corazas para que nada se te mueva o con la faja-calzón que usas a diario para mantener el abdomen en su lugar! Es como lo dijo 'Bridget Jones' en la película del mismo nombre, "el que te pongas una faja-calzón debajo de ese vestido o pantalón pegado te formará una silueta curvy y provocativa que hará salivar a la persona que te gusta y que por supuesto le despertara el deseo de verte desnuda y tener sexo. Claro está, esa horrible prenda que te hizo una silueta más armónica, es irónicamente la que puede matar la pasión." Y es que no todas la personas lo tomarán como el personaje de Hugh Grant, el terriblemente malo y absolutamente sexy 'Daniel Clever', que cuando le sube el vestido y le ve sus calzones de abuelita le hace bromas y sin más preocupaciones tiene sexo con ella.

Desgraciadamente la realidad no es tan benévola y para algunos hombres y mujeres este asunto de la ropa interior puede ser un verdadero matapasiones. Entonces, ¿qué puede hacer una cuando recibe, por ejemplo, una invitación a comer o a cenar a un restaurante excelente que de pura 'casualidad' esta cerca de un muy lindo y discreto hotel? ¿O una invitación a ver una peli a la casa de esa persona que sutilmente te hace saber que no habrá nadie? Una no puede fingir inocencia y decir que no se imaginaba nada, tal vez si haya gente inocente que sin malicia te invite precisamente sólo a eso: a cenar y ver la peli, pero las estadísticas, y la experiencia, no mienten y es muy probable que eso acabe en la cama… si es que una vence la pena de mostrar su horrible ropa interior

¿O qué pasa si sólo tienes ganas de sorprender a esa persona especial usando algo sexy? Se vuelve algo frustrante cuando buscas y no hay lo que quieres. Así que si alguien le puede hacer llegar esto a algún fabricante de lencería y ropa interior que además tenga espíritu romántico y quiera hacer realidad las fantasías sexuales de millones de mujeres, por favor póngase las pilas y haga ropa bonita para nosotras las chicas con curvas, ¡somos buenas clientes y pagamos gustosas precios razonables por cosas de calidad y buen gusto! Esa es otra triste realidad: si hay ropa interior si le buscas, los grandes almacenes a veces se apiadan de nosotras y traen pantis y brasieres que por lo menos cumplen su función e impiden que andemos por ahí con nuestro traje de nacimiento expuesto; pero los modelos que tienen son tan deprimentes y anticuadas que una sale con la moral hasta el suelo y la tarjeta de crédito ardiendo, porque lo que hay es carísimo en verdad.

Siempre está la opción de encargarle a esa tía que va de viaje a Estados Unidos que entre su shopping nos compre unas cositas para de plano no andar 'a raíz', pero eso es muuuy de vez en cuando y, si pagas importado, sale igual de caro. Lo peor es que cuando no te pruebas la ropa, te arriesgas a que no te quede o no te guste. Así que ahora entenderán nuestras parejas sexuales porque muchas veces nos saltamos el ritual de que nos quiten la ropa y salgamos de plano del baño encueradas, enredadas con la toalla, no es porque una sea una lujurienta que va directo al asunto, es porque no queremos que nos vean en calzones de abuela o brassieres que parecen del año de la revolución.

En Estados Unidos las mujeres son afortunadas porque la misma ropa que hay para una flaca, la hay para una chica de cuerpo más grande, de verdad que en ese sentido se los aplaudo a las mujeres de allá, que han logrado que se les escuche. Así que cada que voy a una tienda y al cajero en turno se le ocurre preguntarme: "¿Encontró todo lo que buscaba?" La respuesta es un rotundo "¡NO!" Procedo a quejarme describiendo con detalles el tipo de ropa que quiero encontrar. En una ocasión en una tienda muy prestigiada me pasaron con la gerente, a quien le expuse mi 'caso', me contó que esta queja es muy común, pero que en este país los fabricantes no creían que hubiera tanta demanda ¡Qué falta de visión!

Simplemente en un 14 de febrero todos los hoteles y restaurantes están llenos y no es de gente que sólo quiere dormir o comer bistec… Por lo tanto no nos quedará de otra que seguir buscando 'la aguja en el pajar'. Por eso cuando veamos y encontremos lencería linda y a buen precio avisémosle a todas nuestras congéneres. Todas las personas tenemos derecho a vivir nuestras fantasías sexuales y la existencia de ropa interior linda y económica para todas debería ser considerada casi casi un derecho constitucional.

Así que ni modo, si no encuentro nada padre compraré 3 grandes moños rojos y me los pondré a modo de lencería sexy si, así como imaginaron. Y lo haré porque un grupo de fabricantes insensibles a las necesidades del mercado femenino no me va arruinar los planes para esta ni para ninguna otra fecha, de esas que son excusa para echar pasión: como aniversarios, cumpleaños, feriados y puentes por ejemplo jejeje. 


Síguenos en nuestras redes especialistas en chicas curvy #CurvyPower
Facebook
Twitter
Pinterest
Instagram
¡Tenemos más cosas para ti!

Vivan las curvas