LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Curvas sin frenos: La chica nueva

De vuelta al gimnasio

25/02/2015 | Autor:
Comparte en:

"Firme aquí y en un año me dice lo que quiera sino tiene la figura de sus sueños, nuestros instructores son los mejores, especialistas en motivar a gente que odia hacer ejercicio” Y ahí fue cuando le contesté a este entusiasta vendedor que no es que yo odie hacer ejercicio, lo que odio son los gimnasios y a la mayoría de la 'fauna' que en ellos habita. Elegir un buen gimnasio donde te sientas a gusto se puede volver todo un reto.

Por Aydeé Treinta / [email protected]/ FBChica Plus México

Me da mucha pena decirlo, pero esta no sería ni la primera, ni la segunda, ni la tercera vez que me inscribo a un gimnasio; la historia siempre ha sido la misma: lo que me desanima es que desde que llegas los asistentes y entrenadores te ven como un bicho raro, como si el ir al gym sólo fuera derecho exclusivo de la gente 'col', 'bonita' y 'ice' que son asiduos a ellos.

Hasta donde yo me había quedado ir al gimnasio era para toda la gente que deseara mejorar su condición física y su salud pero ahora resulta que son casi casi antros para socializar, dejarte ver y poder presumir en redes sociales lo saludable que eres. Hoy en día con las redes sociales no importa si la rutina te sale bien o no, lo que importa es que hagas Check-in o que tus amigos se enteren cuantos kilómetros corriste con la App de momento.

También se ha vuelto una pasarela de moda donde si no llevas los tenis más modernos o la ropa deportiva más fashion, serás mal visto por los otros usuarios e incluso por el staff de gym. Es una realidad que los instructores adoran a los miembros del gimnasio que son constantes y que lucen como ellos sus hermosos cuerpos en las áreas comunes y que, te ven con ojos de fastidio cuando vas y les dices que te expliquen de nuevo como hacer la rutina y que te está costando trabajo. Pero si va una chica en top y mallas a hace las mismas preguntas 'bobas' hasta hacen los ejercicios con ellas.

A nosotras las mujeres de curvas grandes lo que nos resta hacer es hacernos a la idea de que no somos vistas como a otros usuarios del gym, y que eso en vez de molestarnos lo debemos tomar como ventaja. Sí, lo que leyeron, ser el bicho 'raro' del gym tiene sus ventajas, y para que las entiendan primero les explicaré los tipos de gente que encontramos en el gym.

La 'fauna' del gym
Los socialité. Los usuarios que van a echar la plática y hacer amigos; que ven el gym más como club que como zona de hacer ejercicio.

Los negociantes. Los que te quieren vender de todo desde proteína, hasta ropa, calzado deportivo, accesorios etc.

Los divos y divas. El gym es su reino y van a ser admirados, a lucir sus torneadas figuras, las cuales quien sabe como obtuvieron porque nunca hacen ejercicio… por lo menos no ahí. No los vayan a ver sudar y perder el estilo. Y claro, siempre traen el cel listo para la selfie.

Los criticones. Estos son los que se la pasan analizando a todos los demás usuarios y que literal destrozan a todos los que se atrevan a hacer ejercicio estando ellos allí, y no se les escapa ningún detalle: si alguien trae tenis nuevos, o si suda como bestia, [email protected] siempre estarán [email protected] para después comentar esto de manera 'casual', con los demás usuarios, a quienes 'alertan' para que eviten hacer amistad con gente que no sea tan 'guapa'.

Identificarlos te permitirá mantenerte alejada de estos tipos de gente porque todos ellos tienen algo en común: te roban tiempo y te distraen. Y que quede claro que yo no estoy diciendo que no le hablen a nadie, lo que les digo es que no pierdan de vista a que van al gym, van a ejercitarse, no a socializar con los demás. Y si el instructor o instructora no les explica bien repórtelo, todas
y todos merecemos ser tratados con respeto y las personas que trabajan en un gym deben estar atentas a la necesidades de todos los usuarios. Aprovecha y concéntrate en lo que estás haciendo en el gym, la competencia es contigo misma, no con los demás.

Recuerda limpiar el sudor de los aparatos siempre cuando acabes de usar una máquina y cuidado con patear la botella de agua de alguien más. Lleva ropa cómoda y aprovecha para escuchar buena música, sé feliz y disfruta mucho ir al gym. Yo tengo muchos nervios pero no puedo hacer más que empezar a ir y esta vez ser más constante y alejarme de esos especímenes que sólo nos distraen mucho. :

Vivan las curvas