LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Curvas sin frenos: El síndrome del patito 'feo'

La eterna simpática-buena onda

06/08/2014 | Autor:
Comparte en:

Hace tiempo conocí a una chica en el trabajo, era la pura buena onda, muy amable, súper sencilla, buena compañera, alegre y divertida, y además era MUY GUAPA, parecía una joven modelo. Nos hicimos amigas y un día me contó algo muy revelador: ella había sido hace no mucho MUY OBESA. Para que no me quedara duda sacó una foto y sí, la misma cara alegre y muy bonita en un cuerpo XXXL; entendí de golpe su buena onda: ella era un ¡'cisne'!, ex patito feo…

Por Aydeé Treinta / TW @ChicaPlusMexico / FB Chica Plus México

¿Cual es el problema de ser uno o de sentirse el 'patito feo'? Que en tu mente para tratar de compensar ese 'defecto' te vuelves de inmediato un derroche de otras virtudes: la mejor amiga, una excelente oyente, eres generosa con todos y además desarrollamos un sentido del humor muy muy atractivo, y como la gente ama reírse y pasarla bien, en el acto nos volvemos, lo queramos o no, las 'chistosas' o 'chistosos' del grupo, los gorditos y gorditas 'siempre sonrientes y de buenas' que todo mundo encuentra adorables y que siempre son recibidos con agrado para hacer bromas con ellos o a costa de ellos y que siempre son la 'botana' de la gente que está dispuesta a hacer bromas a costa de cualquier cosa, vemos esto todo el tiempo y se nos hace muy normal.

En mi familia, por ejemplo, es normal que digan 'gordo' o 'gorda' de cariño, o que se hagan bromas acerca de los 'súper culos' y las panzas; de verdad, yo lo odiaba, de hecho hasta la fecha no soporto esos comentarios pero NUNCA dije nada, pensaba que si podía reírme de ello era menos doloroso y me ayudaría a hacerme resistente a ese tipo de comentarios cuando estuviera fuera de mi círculo familiar; y si, ya en otros lugares ese tipo de bromas no me sacaban de balance e incluso me volví especialista en contestar de vuelta cosas que hicieran reír o que jodieran al que me estuviera 'bromeando' y seguir aparentemente como si nada.

Pero, siguió siendo doloroso y nunca dije nada, siempre seguí las risas y las bromas hasta que me cayó el veinte y comprendí que era estúpido y lo corte de tajo. No es fácil renunciar a ser 'el divertido' o la 'súper chistosa' del grupo de amigos, o la que siempre dice que si a todo; es adictivo casi tanto como el chocolate, que todos te 'quieran' o que les 'hagas reír'. La verdad, uno además de estar a veces hambriento de comida está más hambriento de cariño y en cuanto detectas que la gente te busca por tu buena onda y tu buena actitud la llevas a la máxima potencia, a niveles que rayan en lo doloroso, porque uno da hasta lo que no tiene con tal de conservar a esa 'amistad', esa 'pareja' o a esos 'amigos'; haces favores sin recibir NADA a cambio, siempre estás de cara feliz y amistosa, siempre con un halago para todos, siempre positiva y de buena disposición y cuando tú eres la que ocupa, necesita algo o requieres buena vibra, no obtienes nada a cambio como supusiste por lo que tú diste, porque esas personas si no se tientan el corazón para decirte que no pueden, no quieren o no tienen ganas.

Esa chica del trabajo a pesar de que bajo de peso y se volvió una belleza, un 'cisne',siguió conservando su actitud de 'patito feo' y al poco tiempo quedóliteral harta de los abusos emocionales y de ser la 'siempre dispuesta' de la oficina, en cuanto dejo de hacerle favores a todos y de ser la siempre buena onda perdió su popularidad y se fue. De nada le sirvió ser tan guapa que está muy mal que la gente abuse de su guapura para obtener favores, pero esa es otra historia, porque nunca dejó su actitud de tapete humano de todos, y por muy fuerte que se escuche esa es la realidad de muchas personas con sobrepeso: sí no nos ponemos listos, nos volvemos literal 'tapetes', 'pañuelos', 'bancos', 'sirvientes', 'bufones', 'lacayos emocionales' o 'fetichismo' de gente sin escrúpulos que no dudará NI UN SEGUNDO en usarnos para después olvidarse de uno como si nada.

¿Cual es la solución a este síndrome del 'patito feo'? AMOR PROPIO Y AUTO RESPETO. No es fácil, pero tienes que recordarte siempre que eres una persona como todas, y que tienes derecho a decir NO, a estar incluso de malas, que no tienes que ser siempre la amigable, la buena onda o la chistosa, y que no eres la salvadora del Planeta, ese papel es AGOTADOR y te quita energía para hacer lo que es de verdad importante: CUIDARTE Y QUERERTE .

Además, y no es fácil, debe uno dejarle en claro a los que te rodean que no estamos dispuestos a soportar bromas o sobrenombre por muy 'cariñosos' que sean. A mi un exnovio me dejo de decir 'Gorda' cuando le empecé a decir 'Negro'.Era muy moreno y a él le molestaba mucho, era algo racista, y no lo toleró… jejeje …Imagínate si a cada persona que te dice 'gordo', 'gorda' o similares le contestaras con un sobrenombre de acuerdo a sus defectos: 'El granos', 'La cejas', 'La frente de vocho', 'La dientona', 'El pelón', 'El/La imbécil', 'El precoz', 'La enana'; obvio la gente entenderíaque de verdad antes de ponerle apodos sobre su físico a alguien, deben de echarse una laaaarga mirada al espejo y ver sus propiosdefectos.

Espero que así como luchamos por tener cuerpos cada día más sanos, tengamos cada día autoestimas mas sanas y que se acaben 'los patitos feos' y que queden personas que se respetan y se hagan respetar, que no seamos 'Cisnes', 'expatitos feos' jamás.

Vivan las curvas