LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

¿Crees en el amor?

¿Sigues creyendo en él o ya perdiste la esperanza?

28/01/2014 | Autor:
Comparte en:

Lo único que necesitas para perder la fe en el amor, es haber tenido una mala experiencia. ¡Pero no es el fin del mundo! De hecho, nos ayuda a valorar aún más lo que viene después.

Por Beatriz Castillo

El amor es un sentimiento muy fuerte, sin importar tu opinión al respecto. Tal vez has tenido tantas heridas que ya no crees en el amor y ya perdiste la esperanza. Por otro lado, si has tenido experiencias increíbles en el amor, seguramente sigues creyendo en él.

Lo único que se necesita para odiar al amor es una mala experiencia y generalmente esto sucede en forma de una ruptura. De hecho, si lo analizas un poco, el amor es una especie de mecanismo de defensa.

Cuando estás feliz en el amor, sientes que toda tu vida es perfecta, pero cuando tu relación no te está llenando o has tenido malas experiencias, tu mente te obliga a no enamorarte para evitar sentirte mal una vez más.

La verdad es que no necesitamos al amor en nuestras vidas. ¡Es un lujo! Si todo lo demás en tu vida está bien, realmente no necesitas enamorarte. Pero eso no significa que no lo quieras. De hecho, entre mejor te sientas contigo misma, más fácil te será hallar el amor.

A veces nos quedamos atoradas en relaciones destructivas o en matrimonios infelices porque no tenemos otro lugar a donde ir. Pero en los peores momentos, nos podemos llegar a preguntar si vale la pena o si sería mejor estar solteras. Es más fácil perder la esperanza en el amor que seguir creyendo en él.

Pero tenemos que recordar algo: el amor es un sentimiento natural. ¡Existe dentro de todas nosotras! De hecho, podemos enamorarnos de lo que sea. Lo que sientes por tu trabajo, tu familia, tu mascota, tus amigas y mucho más son muestras naturales de amor. Al evitar enamorarte, estás poniéndole obstáculos a tu instinto.

El amor existe dentro de todas nosotras, sin importar si crees en él o no. Obviamente sería bueno que todas nuestras relaciones funcionaran, pero desafortunadamente no es así. ¡Pero eso no debería hacer que pierdas la esperanza! Una ruptura duele, pero hallar el amor verdadero hace que valga la pena.

Cuando el amor falle, no lo culpes. Es una excusa fácil para hacer como que ni tú ni tu ex tuvieron nada que ver en la ruptura. Si en lugar de perder la esperanza en el amor, aprendes a ver dentro de ti y analizas lo que pudo haber salido mal, podrás hacer los cambios necesarios para encontrar lo que estás buscando.

¿Crees que el amor existe?

Vivan las curvas