LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Consejos para tu tipo de cuerpo: rectángulo

Toma nota y explota lo mejor de él.

21/10/2013 | Autor:
Comparte en:

subNo puede haber dos cuerpos iguales, ni en tallas petit ni en tallas extra, el secreto de verse bien, no radica en imitar a la amiga o a la vecina, sino en definir qué tipo de cuerpo tienes, y resaltarlo.sub

En esta ocasión echamos mano de todo lo que conocemos para darte los mejores consejos según tu tipo de cuerpo, ¡toma nota!

Hoy te presentamos los mejores consejos para los cuerpos tipo subrectángulosub.

Este tipo de cuerpo es como una regla o una línea recta. Es proporcional pero no tiene curvas marcadas. Es recto de arriba hacia abajo sin definición de cintura. La parte de arriba hombros y abajo cadera son casi del mismo tamaño.

Presume lo tuyo
Muchas modelos y atletas tienen este tipo de cuerpo que, por fortuna, es bastante equilibrado. Usa a tu favor que tienes:
Brazos delgados
Hombros y cadera son de proporciones similares por lo que te queda casi todo tipo de prendas.
Piernas largas y esbeltas

La moda que te acomoda
A la hora de escoger tu outfit lo más importante será que crees curvas: aprovecha los cinturones en todas medidas y colores. Lo imprescindible es que jales las miradas hacía esa zona marcando cintura.

Otra manera de marcarla es buscando sacos, blusas y suéteres con hombros amplios o con pequeñas hombreras.

Si tu problema es que no se te ve mucha pompa, te recomendamos comprar jeans con bolsas grandes y diseños llamativos en la parte de atrás. Otro tipo de jeans que también te favorecen son los de corte a la cadera pero no muy baja, porque la acentúa y el cuerpo se ve más curvilíneo.

En el caso de faldas o vestidos la idea más acertada serán las de corte en A, es decir, que marque la cintura y caiga en un vuelo amplio para equilibrar.

Evita las mangas de tres cuartos de largo, esto llama la atención a la falta de cintura. Atrae la atención hacía tu cara y cuello, usando lindos collares o aretes.

Elige ropa suelta, pero no apretada.

Los zapatos de tacón alto, te harán lucir una figura más estilizada y delgada. Sólo elige un tacón cómodo, no necesariamente tiene que ser delgado.

El negro es definitivamente el color que más delgada de hará lucir, pero no tienes que usarlo solo o todos los días, puedes combinarlo con colores brillantes en zapatos, bolsos y accesorios. La manera más favorecedora de utilizar los colores sería usando un mismo tono arriba y abajo, y uno diferente en medio. Se trata de que crees la figura de reloj de arena.

No creas que las prendas grandes te harán esconder los kilitos demás, al contrario. Por ello, usa prendas ajustadas, pero ojo, que no te aprieten. Busca tu talla adecuada.

A moverse
Según lo expertos este tipo de cuerpo es el que más rápido quema grasa y gana tono muscular, así que suertuda tú que lo posees. Con esta ventaja comienza con una rutina para fortalecerte y poner tus curvas a tu favor. Ojo, además de la siguiente rutina, mejora tu tonificación y combate la celulitis con alguna actividad aeróbica.

CALENTAMIENTO. Párate frente al espejo, marcha a un ritmo lento. Gira los hombros, las manos, el cuello, los tobillos, el tronco. Sacude suavemente los brazos y las piernas. Al final estira tus extremidades y trata de tocar el piso, flexionando tu tronco y estirando las manos; con las piernas juntas y estiradas.

Ejercicio 1. Para darle tono a tus brazos y pecho, comienza con unas medias lagartijas.

Ejercicio 2. El coco de las chicas con cuerpo en rectángulo es que la cintura se marca muy poco, bueno pues para remediarlo haz lo siguiente: tírate de espalda, flexiona tus piernas hasta que tus rodillas casi toquen tu pecho o tu abdomen según tu flexibilidad, tus pies no deben tocar el tapete. Gira tus rodillas a un lado y otro de tu cuerpo, sin que toquen el piso. Cuenta hasta 20, para y repite.

Ejercicio 3. Además de un vientre plano, las abdominales también te ayudan a conseguir cintura. Haz 3 series de 20 repeticiones.

Ejercicio 4. Levantar los glúteos no es una tarea titánica, sencillos ejercicios como subir y bajar escaleras es excelente, lo mismo que caminar en terrenos inclinados o en la caminadora cambiando la inclinación.

Ejercicio 5. Dale tono a tus piernas con este sencillo ejercicio: tirada sobre el tapete, eleva ambas piernas a unos 10 cm del piso; luego flexiona la pierna derecha, mientras estiras la izquierda. Trata de tocar con tu nariz la rodilla que flexionas, elevando también el tronco. Repite 20 veces y haz otra serie.

PLUS. Tu deporte: La natación tonificará tu torso; las pesas también, con éstas aumentas donde hace falta o moldeas lo que esté más "redondito” de ti, mientras que el karate te mantendrá en buena forma.

Del plato a la boca
Como tu metabolismo es muy rápido, seguramente te dará hambre a todas horas, aprende a elegir las opciones más saludables y aquellas que –de paso- te ayuden a quemar grasa.

Incluye en tu alimentación piña y la papaya, ya que contienen enzimas biocatalizadoras que movilizan el tejido graso, combatiendo la celulitis que suele acumularse en la parte baja del cuerpo.

El tamarindo es también un poderoso antigrasa, ya que algunos de los ácidos que lo componen hidrocítico, succínico y tartárico son capaces de bloquean la acción de las células receptoras de grasa, de modo que te será más fácil ir moldeando tu cintura.

Toma muchos líquidos, al menos 2 litros de agua natural e infusiones, además de hidratarte te servirá para bajar de peso, ya que muchas veces confundimos la sensación de hambre, con la de sed.

Evita acompañar tus platillos con salsas ricas en grasas quesos, cremas, con mayonesa, etc., pues éstas se van directo a tu cintura; acostúmbrate a condimentar tus comidas con hierbas perejil, tomillo, laurel, especias aromáticas canela, curry o azafrán o limón.

Para los ataques de hambre inesperados, es una buena opción tener el refrigerador algún platillo saludable ya preparado. Incluye en tus refrigerios uvas, zanahorias y jitomates, son tres poderosos y ricos desintoxicantes que te ayudarán a barrer con la grasita que tu cuerpo no necesita.

Si cocinas o cenas en un restaurante siempre pide pastas con verduras champiñones, pimientos, berenjenas, etc., en lugar de la típica salsa de jitomate con carne boloñesa, las pastas son una excelente opción porque se digieren más rápido, lo que evita que luzcas un vientre abultado.

Si eres de buen comer, de antemano, reduce las porciones, no se trata de que comas como pollito sino que ingieras sólo la cantidad que tu cuerpo necesita, sólo así podrás reducir el número de calorías diarias y alcanzar las medidas que te propongas.

sub¡No te pierdas mañana los tips para el cuerpo tipo triángulo! sub

OF

Vivan las curvas