LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

We heart it
Cómo amar tus gustos culposos

Cómo superar mis gustos culposos

¡Por eso son gustos, ámalos! 

01/09/2016 | Autor: @Revista20s
Comparte en:

 

Hay gustos culposos de todo tipo: una canción oculta en nuestro playlist, una película o incluso la comida, no podemos evitar que algo que sabe delicioso nos haga sentir culpa y nos convierta en matemáticas calculando cuantas calorías se van a ir a nuestras curvas.

We Heart It

 

¿De verdad hemos llegado al punto en que convertimos nuestro gusto por comer en un gusto culposo? ¡No!, no tiene que ser así y te damos razones para amar esos gustos culposos y deshacerte del remordimiento.

1. La vida no se trata de frenarte. No hay nada más horrible que el sentimiento de dejar de hacer lo que quieres por esos fantasmas que te acechan, que si tus curvas, las tallas, la gente, la dieta, la vida está para vivirse no para sufrirla.

 

 

 

¡Haz lo que te a ti te guste, aunque te de pena admitirlo, todos, TODOS, tenemos cosas que nos apenan pero mejor disfrutarlas a negarlas!

 

2. No hagas lo que otros dicen. Que si te ves más curvy, que si el vestido no se te ve bien, que si no te debes vestir de una u otra forma, comer o no comer carbohidratos, ¡es tu cuerpo, no de ellos!, que hagan con el suyo lo que quieran, ámate y haz lo que quieras con él, punto.

 

 

 

¡Siempre haz lo que te haga sentir bien, lo que te guste a ti y no a los demás! 

3. Ama todo de ti. Tus gustos, antojos, tu cuerpo, sonrisa, tus curvas, tus decisiones y tu libertad de decisión, vida sólo hay una para qué desperdiciarla preocupándote por cada decisión, ¡cómete el pastel!, ¡la vida!

 

 

 

 

¡De esto se tratan los gustos culposos, de darle gusto al cuerpo y los demás que ni opinenen!

 

KV

 

Vivan las curvas

Notas relacionadas