LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

¿Cómo escoger el bra perfecto para tus curvas?

Es una prenda que debes elegir con mucho cuidado

24/10/2014 | Autor:
Comparte en:

Si siempre tienes problemas a la hora de elegir el bra adecuado, ¡este artículo es para ti!
Típico: tienes una copa de brassiere C o D y casi nunca encuentras alguno que te de el soporte adecuado. No te preocupes, no estás sola, ¡más de la mitad de las mujeres del mundo usan una talla equivocada!

Por Ana Gaby Lozano

Como elegir no es tan sencillo, te ayudamos un poquito, ¡toma la mejor decisión basándote en esto!

No lo tomes a la ligera
Busca el ajuste adecuado. Un brassiere que no te quede justo y que no te quede suelto será el ideal para ti. Sabrás si está demasiado apretado si se marca en tu piel o si te genera pequeñas bolsitas de grasa alrededor del broche. Un brassiere está demasiado suelto cuando se te cae de los tirantes o tienes que estarlo acomodando constantemente, ¡busca el que te quede perfecto!

Lo más importante. ¡El soporte! Elige brassieres con tirantes gruesos y copas suaves, pero firmes. Estos no fallan y siempre te hacen una forma hermosa, ¡además de que son cómodos y sexies! Para sentirte extra guapa, busca uno con efecto push-up.

La copa y la medida no son iguales. No por tener una copa C eres medida 36 y no por tener copa A eres talla 32. Toma una cinta métrica y mide tu torso justo debajo del busto para saber tu talla ideal. Pregunta en la tienda en donde compres la ropa interior qué copa es la que mejor te queda, ya que suelen variar mucho dependiendo la marca.

Elígelo según tus actividades. Si amas el encaje negro, pero siempre tienes que usar blusa blanca en la oficina, ¡no lo compres! Tu brassiere del diario debe ser cómodo y combinar con la ropa que usas día con día. En ocasiones especiales ponte lo que quieras, pero acude a la ropa interior sencilla y confortable cuando necesites sentirte cómoda en un día de trabajo.

Elige una forma favorecedora. Hoy en día existen muchísimos modelos increíbles especiales para ser invisibles bajo la ropa. Escotes profundos, tirantes cruzados y sin espalda son sólo algunas de las opciones que existen para sentirte cómoda.

Vivan las curvas