LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cada cuerpo es diferente

Tu única inspiración deberías ser tú misma

08/05/2014 | Autor:
Comparte en:

Es normal querer tener un cuerpazo como de modelo, pero no tiene sentido ponerse esa meta si tu fisionomía no te lo permite. Una mejor idea es convertirte en la mejor versión de ti misma. ¡Y que mejor que con tus propias curvas!

Por Beatriz Castillo

No existen en todo el planeta dos personas que sean exactamente iguales. No sólo en cuanto a la personalidad, metas, estilo y más, sino especialmente en el físico. Cada quién tiene una apariencia distinta. No importa si eres alta, pequeña, curvy o delgada. ¡Hay de todo!

El problema es que solemos compararnos con otras personas. No apreciamos lo que tenemos porque no es exactamente lo que alguien más tiene. Pero, ¿serías más feliz si tuvieras eso? ¡Difícilmente!

La realidad es que incluso la chica más segura de sí misma tiene un par de inseguridades. La diferencia es que ella no deja que sus inseguridades la detengan ni se compara con alguien más.

El secreto se encuentra en aprender a amar lo que tienes y liberarte de las comparaciones innecesarias. Pero eso no significa que no debas trabajar para mejorar, ¡porque todas deberíamos hacerlo!

La diferencia es que cada quién tiene metas distintas y existe una infinidad de maneras de conseguirlas. Lo que debes evitar hacer es ponerte metas que le pertenezcan a alguien más.

¿De qué te sirve ponerte las metas que Alessandra Ambrosio se pone en el gym todos los días? ¡Absolutamente de nada!

No se trata de verte como alguien más, sino de verte como la mejor versión posible de ti misma. Cada quién tiene una idea muy distinta de lo que es el "cuerpo ideal", pero no deberías dejar que nadie influya en lo que tú quieres. El único punto de vista que importa en estos casos es el tuyo.

¿Tienes curvas? ¡Aprende a lucirlas mejor que nadie! Esfuérzate por alcanzar tus propias metas y deja de imponerte metas ajenas. Es una pérdida de tiempo que jamás te dará resultados.

¿Amas tu cuerpo tal y como es?

Vivan las curvas