LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Aprende a amar tu cuerpo

Consejos que te ayudarán a aceptar tu cuerpo tal y como es, para que tu autoestima y seguridad crezcan como la espuma.

11/06/2012 | Autor:
Comparte en:

subEs normal queno estés del todo a gusto con tu cuerpo, quizá pienses que algo le falta o le sobra, y eso provoca que pierdas la confianza en ti misma o te obsesiones con tu figura, pero es hora de cambiar esas ideas negativas que sólo te dañan.sub

#listaD#

Apunta estos tips

*No culpes a tu cuerpo si tienes un fracaso amoroso o profesional.
*No compares tu cuerpo con el de otras mujeres, ¡tú eres única!
*No permitas que el look de alguien más influya negativamente en cómo te sientes respecto a tu apariencia.

Trata de aplicarlos todos los días
*No juzgues a una persona sólo por su cuerpo, pues no te gustaría que hicieran lo mismo contigo.
*Piensa en todo lo que podrías hacer con el tiempo y energía que desperdicias en preocuparte por tu apariencia.
*No dejes que tu cuerpo o talla te limite para realizar las actividades que disfrutas.
*Usa ropa cómoda y de tu gusto, que te haga sentir bien con tu cuerpo.
*Sé más consciente de todas las cosas maravillosas que tu cuerpo hace por ti cada día, como caminar, hablar, pensar, respirar, etc.
*Considera esto: tu piel se regenera cada mes, tú estomago cada 5 días, tu hígado cada 6 semanas y tus huesos cada tres meses. ¡Tu cuerpo es extraordinario, comienza a respetarlo y apreciarlo!
*Respeta tu cuerpo alimentándolo bien, haciéndolo sudar cuando es necesario y dándole el descanso que merece.
*No pienses que por comer una rebanada extra de pizza o una bola más de helado, el mundo se me vendrá encima.
*Relaciónate con gente que reconoce tu belleza y fuerza interior.
*Cuenta tus éxitos, no tus fracasos.
*Jamás olvides que el espejo sólo refleja lo superficial de ti, no lo que eres por dentro, que es lo más importante.
*Y recuerda: Tú vales por ti, no por la talla o peso corporal que tengas; si haces de esta filosofía un estilo de vida, tu autoestima y seguridad aumentarán, ¡no lo dudes!

Vivan las curvas