LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Ante el cambio, buena actitud

Que estar fuera de tu zona de confort te haga crecer

23/09/2014 | Autor:
Comparte en:

Para muchas, llegar a un nivel de estabilidad laboral y económica puede representar años de esfuerzo y de búsqueda constante hasta verlo cristalizado, por eso cuando un cambio de cualquier tipo se asoma y amenaza con alterar su área de confort les resulta más sencillo adoptar una postura cerrada, a la defensiva que termina por obstaculizar el trabajo en equipo y generar así un ambiente donde reina la tensión y la comunicación ineficiente.

Por Rogelio López Nava

Si nos ha tocado pasar por esta situación y a la distancia analizamos nuestro comportamiento, podemos identificar que la emoción que se manifiesta primordialmente es el temor a perder todo aquello que hemos logrado y que nuestras condiciones de trabajo cambien al grado de colapsar el estilo de vida que llevamos. Pero no necesariamente esto tiene que ocurrir y lo indicado, es que no caigamos en la tentación de crear escenarios probables, antes de conocer los verdaderos motores de cambio y el objetivo que persiguen.

La solución depende de ti

Si bien es cierto que uno no puede influir en la manera en que los jefes manejan la información, sí podemos hacerlo en la parte que nos corresponde y que es no dando poder a las palabras que escuchamos en el famoso ‘radio-pasillo’ ni tampoco permitiéndonos suponer todo lo que puede ocurrir, dicen que ante la duda, certezas, por eso hay que acercarse a quien sí está en condiciones de resolver las inquietudes y nadie mejor que el propio jefe.

Que no te roben la actitud

Oponernos a que los cambios sucedan no tiene sentido, primero porque la mayoría de las veces son decisiones tomadas que únicamente nos son transmitidas y quizá sea a lo largo del camino cuando se puedan realizar ajustes, por otro lado desde cualquier óptica resultan positivos porque nos permiten replantearnos la forma de trabajar, reencontrarnos con el entusiasmo y ser más propositivos.

Las transformaciones son el resultado de que hay vida e intensión de buscar mejoras y crecimiento, así que hay que tomarlas con buena actitud y curiosidad, después de todo, no sabemos si este cambio sea el principio de una nueva vida para nosotros.

Colaboración Fundación Teletón México
"Sé responsable de tu destino”
[email protected]

Vivan las curvas