LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Adelgazar no es sinónimo de felicidad

El problema no está en la báscula

02/04/2015 | Autor:
Comparte en:

Si estás pensando en entrar a una dieta o plan para adelgazar porque piensas que con eso serás más feliz, debes leer esto.

Se sabe mucho sobre la obesidad y sobre cómo afecta tanto en lo físico como en lo emocional, pero poco se ha estudiado sobre cómo la pérdida de peso también afecta nuestros sentimientos, pues comúnmente se tiende a pensar que perder peso mejora la autoestima y por tanto, el estado de ánimo, pero no siempre es así.
En un estudio realizado por el Estudio Inglés Longitudinal de Envejecimiento ELSA, por sus siglas en inglés se destaca que en la muestra de personas que tenían sobrepeso y que perdieron al menos un 5% de su masa corporal, se observaron peores resultados psicológicos, que en aquellos que se mantuvieron en su peso, aunado a esto, muchos nutriólogos aseguran que cuando se dan cuenta de que el verdadero problema suele estar en la cabeza y no en la báscula, pues siempre encontramos algo que no nos gusta de nosotras.
Analizando un poco más Ana Pastor Barrón, psicóloga y directora del Centro Psicológico In Sight, explica que "las depresiones durante las dietas o al finalizarlas son posibles, pero los motivos pueden ser diversos. Lo que está claro es que cuerpo y mente están directamente relacionados, de tal manera que el estado emocional influye en la salud física, y viceversa”. Sin embargo, la psicóloga indica que una de las posibles causas de depresión es que "muchas personas creen que al adelgazar se sentirán más felices, y su vida mejorará en todos los aspectos, por lo que depositan unas expectativas muy altas e irreales en dicha dieta”.
Así que antes de iniciar tu dieta, pregúntate a tí misma, ¿por qué quieres perder peso? ¿Crees que serás más feliz? ¿Quieres cambiar para ti o para alguien más?
Por supuesto que no se trata de descuidar nuestro cuerpo, ni de dejar de darle la importancia a llevar una vida saludable, pero tampoco hay que olvidar que adelgazar no es una cuestión de modas y de presión mediática a la que estamos expuestas día con día.
Convertir el peso en una cuestión vital es ridículo, y además nos despoja de la posibilidad de ser felices con nosotras mismas, ¡ama tus curvas!
AQ

Vivan las curvas