LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Curvy con trasero plano

¿Curvy con trasero plano? Aquí las causas y cómo remediarlo

No todas las mujeres con curvas tenemos glúteos de envidia

12/03/2020 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Es común pensar que las chicas curvy tienen grandes senos y bellos glúteos redondos. Pero, tal como hay mujeres plus size con senos pequeños, también las hay con trasero plano. Checa porqué ocurre esto y cómo conseguir unas pompas de envidia.

El trasero plano frecuentemente obedece a la genética: simplemente tienes cuerpo de manzana o de regla, y tus pompas serán chatas sin importar tu peso y talla. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por (@newfigureforward) el

 

También hay casos es que el trasero chato se relaciona con otros factores que sí puedes corregir:

1. Inclinación pélvica posterior

Es una desviación en la postura donde tu pelvis se inclina hacia atrás, haciendo que la región lumbar disminuya su extensión natural. Esto provoca que tu columna vertebral y tu cintura se curven hacia delante con el fin de mantener tu centro de gravedad, lo que hace lucir tu trasero plano y caído.

Los efectos secundarios de esta mala postura incluyen debilidad en cadera, espalda, hombros y músculos abdominales, además de dolor en espalda y cuello, y músculos del pecho apretados.

2. Falta de masa muscular

Para tener un trasero voluminoso no basta tener suficiente tejido adiposo (grasa), además necesitas construir músculo. El entrenamiento con pesas estimula el crecimiento muscular en tu trasero, lo que le da la definición que necesitas.

3. Sedentarismo

Todo indica que estar sentada por mucho tiempo y en una mala posición sí aplana tu trasero. Tener poca actividad física puede provocar pérdida de masa muscular y afectar tu postura.

https://www.instagram.com/p/Beyj3MHAJZU/

 

¿Cómo corregir el trasero plano?

La buena noticia es que hay formas de mejorar la forma de tu trasero. Por ejemplo, realizar ejercicios correctivos y de fuerza, consumir alimentos ricos en proteínas y activarte.

- Ejercicios correctivos

Se centran en mejorar tu postura para prevenir o incluso revertir la inclinación posterior de la pelvis. Comienza a practicar disciplinas como yoga, tai chi, pilates o total barré, que son perfectas para linear tu cuerpo.

- Ejercicios de fuerza

Te ayudan a aumentar la masa muscular en la zona. Debes incorporar a tu rutina sentadillas, desplantes, peso muerto y ejercicios de salto. La cantidad ideal, según la Academia Nacional de Medicina Deportiva, son 2 o 3 series de 8 a 15 repeticiones, tres días a la semana durante un mes para ver resultados.

 

- Alimentación

Hay una gran variedad de alimentos que promueven el crecimiento de los glúteos: lácteos, huevo, carne magra, frutos secos y legumbres (lenteja, garbanzo, frijoles y soya), entre otros. Sólo es cuestión de incorporarlos en tu dieta y combinarlos con ejercicio para conseguir un bello trasero redondo.

- Cuidado al sentarte

Evita pasar mucho tiempo sentada, en general, y peor si es en una mala postura. Si trabajas largas horas en una oficina, checa que tu silla sea ergonómica o compensa la forma colocando cojines en puntos estratégicos para evitar que tu espalda se encorve. Además, párate a caminar durante 5 minutos por cada hora de que pases sentada, mínimo.

Mira también: Cómo saber si un gimnasio es amigable con las curvy

La falta de unos glúteos voluminosos no es el fin del mundo, pero si no te encantan y quieres que esos jeans se te vean fabulosos, la solución está en tus manos.

Vivan las curvas, Salud

Notas relacionadas