LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Unsplash
gym curvy

Cómo saber si un gimnasio es amigable con las curvy

Si te quieren motivar a punta de insultos, ¡huye! 

02/01/2020 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Muchas personas tenemos entre nuestros propósitos de Año Nuevo hacer ejercicio y, de paso, perder unos kilos. Pero cuando somos rellenitas puede ser muy intimidante llegar al gimnasio. No es fácil encontrar uno que sea amigable con gente de todas las tallas. Checa cómo saber si un gym es curvy friendly.

Hallar un gimnasio donde te sientas cómoda sin importar tu peso o talla puede parecer misión imposible. Estos lugares se enfocan en que las personas consigan y mantengan un cuerpo aceptable para los estándares estéticos regulares. Mientras tanto, nuestras curvas son percibidas como algo que hay que eliminar a toda costa.

Nos topamos con instructores que nos ven como algo que hay que reparar, con clases extenuantes donde te hacen sentir mal si te cansas o no puedes eres capaz de realizar un ejercicio.

 

El movimiento Body Positive está luchando para que conceptos como inclusión y respeto a la diversidad de cuerpos lleguen incluso a los locales fitness. 

Por eso te decimos qué debes checar antes de inscribirte a un gym si eres curvy:

1. ¿Qué tipo de clases ofrece?

Un gimnasio incluyente debe contemplar actividades para principiantes, intermedios o avanzados. Si tiene un buen balance entre clases “tranquilas”  como yoga y zumba, con otras más demandantes como CrossFit o Box, es buena señal. Eso quiere decir que toman en cuenta todos los niveles de condición física.

2. ¿Cómo le hablan los instructores a los usuarios?  

Es súper importante la actitud de los instructores y su trato hacia quienes van a las clases o hacen rutina. Ojo si escuchas frases como “échenle ganas para quemar esa grasa”, “hay que trabajar por ese cuerpo de bikini”, “ya vienen las vacaciones y hay que vernos bien”, etc. Eso quiere decir que los profes creen que pueden motivarte más por medio de la vergüenza y descalificar tu cuerpo.

Es normal que quienes trabajan en un gimnasio crean que todos van ahí para adelgazar, pero si solo vas para mejorar tu condición física, sentirte bien o tener un hobbie, este trato resulta súper molesto.

 

3. ¿Qué tipo de equipo tienen?

Checa que los aparatos de cardio y el resto soporten un límite amplio de peso, pues eso quiere decir que aceptan usuarios de talla extra sin bronca. También deben tener una buena variedad de accesorios y máquinas para pesas que funcionen para personas de cualquier nivel físico. 

4. Si venden mercancía, ¿ésta abarca todas las tallas? 

Muchos gimnasios cuentan con una tienda donde venden ropa y artículos deportivos. Checa si manejan tallas grande y extra, o si solo se limitan a chica y mediana porque creen que solo la gente con esa silueta va ahí.

 

5. ¿Te ves representada en su publicidad?

Esto es lo más difícil, pues un gimnasio siempre buscará proyectar que ahí puedes conseguir el cuerpo ideal. Pero si en sus folletos, carteles o redes sociales ves personas de todas las tallas y edades, entonces encontraste una joya.

6. ¿Cómo es la gente que hace ejercicio ahí?

Con una simple mirada puedes ver si van personas de todo tipo o si solo están las típicas personas fitness. También observa qué ejercicios realizan, cómo los trata el personal. 

La diversidad no debe limitarse a los usuarios, también es buena señal si ves en el staff a instructores con kilos extra o muy delgados (es decir, sin enormes músculos), quienes pueden ser más empáticos contigo.

Mira también: 6 razones para no sentirte culpable por comer de más en las fiestas

Toma en cuenta que nada de esto garantiza totalmente que un gimnasio sea curvy friendly. Pueden decir cualquier cosa para convencerte y acabar siendo como los demás (como en el amor).

Tampoco el hecho de que no cumpla con uno de estas puntos quiere decir que te sentirás incómoda y te harán sentir mal por tu cuerpo. Muchos gimnasios no se promueven como Body Positive porque ni siquiera saben que puede ser una ventaja. 

Solo encuentra un gym donde te sientas cómoda, haz ejercicio ¡y cuida tus curvas!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Vivan las curvas, Salud

Notas relacionadas