LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

We Heart It
Desayunos saludables para llevar a la oficina

Desayunos ligeros para la oficina

¡Le vendrán de maravilla a tus curvas!

21/03/2016 | Autor: @Revista20s
Comparte en:

¿Cuál es el clásico pretexto para no comer sano? …¡el tiempo!, nos repetimos unas a las otras o incluso nosotras mismas que si tuviéramos más tiempo comeríamos mejor, haríamos ejercicio y nuestra vida sería tan sana que nadie lo creería, ¡ay ajaaaa!

Ese pretexto ya es viejo y cero válido, te damos 5 desayunos súper sanos perfectos para llevar a la oficina y que te llevan menos de 5 minutos:

1. Croissant de jamón con queso. O sea un cuernito, ¡nada de que en mi súper no lo venden!, para darle un plus light puedes buscar uno de 12 granos o integral, 2 rebanadas de pechuga de pavo, queso panela, jitomate y lechuga. Te sugerimos no agregar aderezos pues contienen mucha grasa, aunque la etiqueta diga light.

2. Ensalada. Pica jitomates o compra los tipo cherry si ya te quieres ver muy ahorrativa con el tiempo, albahaca, lechuga, puedes combinar todos los tipos para darle más color a tu platillo, entre más bonito, más se te va a antojar, queso mozzarella o el que más te guste y un poco de aceite de oliva.

3. Yogur con moras. Elígelo griego (El original sin azúcar), 1 taza de fresas, bullereis y zarzamoras con 6 almendras, si te gusta algo más dulce puedes agregar un poco de Stevia natural, esa la encuentras en el súper donde están los productos orgánicos.

 

 

 

4. Mantequilla de maní. No todo es sacrificio, toma una manzana verde y unta un poco de mantequilla de cacahuate o de almendra con un moco de queso mozzarella, la combinación de estos sabores es lo más rico del mundo, también puedes sustituir la manzana por galletas de arroz.

5. Wrap de lechuga. Puedes hacer mil combinaciones, atún, pechuga de pavo o pollo, un poco de humus - ya lo venden listo para servir en el súper -, un poco de pepino, zanahoria o col rallada, enrollas las hojas de lechuga y ¡listo!

Te sugerimos NO saltarte una comida, eso no te hará bajar de peso, es la peor mentira, el efecto es completamente el contrario.

Ahora necesitarás buscar una nueva excusa porque esa ya nadie te la va a creer.

Vivan las curvas, Salud

Notas relacionadas