LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

We Heart It
Fin de año, buen momento para replantear tu relación con la comida

Cómo replantear tu relación con la comida este fin de año

Salud física, mental y emocional

19/12/2016 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

 

Ya estamos en las últimas semanas del año y nuestros días se van como agua entre eventos, festivales, posadas, reuniones y sí, mucha comida. Por eso es un buen momento para reflexionar un poco acerca de nuestra relación con la comida y si queremos o debemos modificarla en el futuro.

 

¿Por qué tus curvas necesitan levantar pesas?

 

El primer paso es responderte con honestidad, ¿qué sentimientos asocias con la comida?

Quizá eres de las que comen cuando se sienten tristes como una forma de consuelo; o al contrario, comes de más cuando estás feliz o cuando tienes un logro importante para celebrar. También están quienes se privan de comer, ya sea por miedo a subir de peso, culpa o vergüenza.

No sólo conviene meditar en los sentimientos que te llevan a comer de más, sino también en los que se generan después de comer: ¿te sientes más contenta o aliviada?, ¿te sientes recompensada?, o bien, ¿sientes culpa, tristeza o frustración?

 

 

 

 

Hay casos más complejos como el de una chica que de niña sufrió carencias económicas, entonces cada vez que era posible comía hasta reventar, pues no sabía cuándo podría volver a hacerlo. De adulta, aún teniendo suficientes recursos a su disposición, seguía comiendo grandes porciones en cada comida, porque ese patrón se quedó arraigado en su inconsciente.

En algunas terapias recomiendan llevar un diario para apuntar lo que comes y qué sentimientos tienes en ese momento. Después de unos días tal vez notes un patrón de causa-consecuencia y será un buen punto de partida si quieres hacer cambios el próximo año. 

 

Mascarillas para combatir la flacidez del cuerpo

 

La sugerencia no es que modifiques tus hábitos en este momento, porque estos días son para disfrutar, pero sí que des los primeros pasos en el camino hacia la conciencia de ti misma, pues en la medida que sepas cómo funciona tu mente podrás conocerte mejor, aceptarte y sanarte.

Vivan las curvas, Salud

Notas relacionadas