LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Instagram
Cómo hacer del ejercicio un placer y no una obligación

Cómo hacer del ejercicio un placer y no una obligación

No sufras, ¡disfruta!

14/06/2016 | Autor: @Revista20s
Comparte en:

Todas, sin excepción hemos decidido llevar una vida fit por las razones equivocadas, MUY equivocadas y si como motivación tienes de fondo de pantalla en tu cel un cuerpo increíblemente bien ejercitado, ahí tienes la prueba.

Desde que ser sano se puso de moda nos han bombardeando con cuentas de Instagram para inspirar a llevar este estilo de vida y comer quinoa, jugos de colores extraños y tener un cuerpo marcado. Bueno esa no es la razón por la que deberías hacer ejercicio, y definitivamente no necesitas inspiración para llevarlo a cabo, no es una obligación, es un gusto que le dará placer a tu cuerpo.

1. Hazlo por ti. Debes ser paciente y amable contigo mismo, no importa lo que veas en las redes sociales o en la caminadora de a lado, no puedes medir tu éxito o fracaso mirando el de otras personas. Cada una tiene una meta diferente, no seas tan dura contigo misma y simplemente hazlo para disfrutar y sentirte orgullosa de tu cuerpo. 

2. No todo gira entorno al peso. Hazlo simplemente por salud, tener cualquier tipo de actividad física asegura una mejor calidad de vida, además de servir para liberar estrés y enojo, es una forma de escape con beneficios como mejorar la longevidad.

 

Genética influye en tener un cuerpo curvy

 

3. No aburras tu cuerpo. Si te dijeron que hacer cardio o cargar mucho peso baja muchas más calorías, sólo torturarás a tu cuerpo. No hay miles de variedades de ejercicio como pilates, yoga, kick boxing, zumba, sólo por existir, intenta todas las actividades que puedas y quieras, harás de ejercitarte una parte divertida de tu día.
 
4. Haz lo que puedas.
Respeta tu cuerpo y sus límites, ceder o bajar la intensidad de tu actividad física no te resta crédito, lo haces por salud. Tu cuerpo sabrá cuándo pedirte más o menos tiempo.

 

5. No lo hagas para merecer comida. No es una opción medir la cantidad de ejercicio según las calorías que consumiste ese día, ni premiarte con algún postre sólo porque llevas un mes en el gym. Hacer ejercicio no es un sacrificio que merece ese tipo de recompensas; comer sano y ejercitarse es un respeto que le tenemos a nuestro cuerpo.

Lleva una vida sana sólo por el gusto de hacerlo, no porque sea una cosa más que tachar en tu lista de obligaciones.

 

 

KV

Vivan las curvas, Salud

Notas relacionadas