LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

IG Barbie Ferreira
elegir joyeria curvy

La importancia de elegir bien tu joyería si eres curvy

Aunque los accesorios no tienen talla, pueden favorecerte o arruinar tu look

11/12/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Muchas chicas curvy no están muy conscientes de lo importante que es elegir bien los accesorios. Como éstos no tienen talla pareciera que cualquiera nos puede venir bien, pero no es así. Por eso te damos algunos tips para seleccionar piezas de joyería que combinen perfecto con tus curvas.

Las personas a menudo se sorprenden al saber que las mujeres plus size tenemos problemas al encontrar bisutería, pues no cualquier cosa le favorece nuestros voluptuosos cuerpos.

Solo nosotras sabemos lo que es ponerte un hermoso collar y que éste termine escondido en medio de las boobs. También hallar anillos que no asfixien nuestros dedos o pulseras para unas muñecas anchas es un reto.  

Checa estas claves para saber exactamente qué buscar la próxima vez que andes en el departamento de joyería:

1. El largo del collar

Esto depende más del ancho de tu cuello que de tu silueta en general. Sin importar tu talla, la regla de oro es: si tienes el cuello ancho, muy corto o algo de papada, evita por completo las gargantillas y collares cortos, pues engrosan visualmente tu figura y te hacen lucir más voluminosa.

Si tu cuello es delgado, ¡adelante! Checa cómo luce Ashley Graham con una gargantilla:

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por (@ashleygraham) el

 

Lo mejor son los collares largos que caen abajo de la línea del pecho y con forma en ‘V’. Además de evitar que acaben sepultados entre tus senos, dan el efecto óptico de una silueta más estilizada y son perfectos para compensar prendas de cuello redondo o de tortuga.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por barbie ferreira (@barbieferreira) el

 

Pero si tus boobs son muy generosas vete al punto medio: collares que lleguen justo donde comienza la línea del entreseno. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por (@stylemecurvy) el

 

2. El ancho de pulseras y anillos

Cuando estas piezas son muy delgaditas o apretadas dan el aspecto de que tus manos y muñecas son más anchas. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por (@estefaniavillarrealvillarreal) el

 

Mejor elige accesorios gruesos, vistosos y holgados, que hagan ver tus extremidades más afinadas. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Lizzo (@lizzobeeating) el

 

3. La forma de los aretes

Si bien puedes llevar aretes y arracadas de cualquier estilo y longitud, sí hay puntos a tomar en cuenta. Tal como pasa con las gargantillas, si tu cuello es muy corto o ancho es mejor no ponerte aretes largos, pues llamarán la atención hacia la zona. 

También ten cuidado con las arracadas enormes, así como los aretes circulares o muy voluminosos, ya que te hacen lucir más abultada desde el pecho.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por (@gabby3shabby) el

 

Fuera de eso, ¡ponte lo que quieras!

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por DASCHA POLANCO (@sheisdash) el

 

4. ¿Y las pulseras para el tobillo?

Una vez más, esto tiene más que ver con la forma de tu tobillo que con tu talla o peso. Incluso las chicas delgadas deben evitar este accesorio si tienen tobillos gruesos. 

Si a pesar de ser curvy tus tobillos son delgados, ¡aprovéchalo! Una pulsera en esta zona destacará dicha característica y ayudará a estilizar visualmente tus piernas.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por PRECIOUS LEE (@preciousleexoxo) el

 

Mira también: La chamarra, blazer y abrigo que toda curvy debe tener en el armario

Ahora que sabes cómo elegir mejor tu joyería, comparte esta nota para mandarle una indirecta a quien debería regalarte pronto un hermoso collar, anillo o pulsera.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas