LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
 6 Destinos mágicos para celebrar Día de Muertos en México

6 Destinos mágicos para celebrar Día de Muertos en México

En estos lugares podrás observar coloridas ofrendas, desfiles, presentaciones culturales; visitar panteones e incluso escuchar leyendas.

19/10/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

El Día de Muertos es uno de los festejos más famosos y tradicionales de México. Aunque siempre puedes celebrarlo en casa, hay rincones mexicanos en donde la celebración adquiere tintes casi mágicos. Checa los destinos en donde puedes la experiencia a lo grande. 

El origen del Día de Muertos se remonta a las tradiciones indígenas prehispánicas. Eta festividad está catalogada por la UNESCO como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Durante los últimos días de octubre y hasta el 2 de noviembre, los panteones, plazas y hogares de los pueblos y ciudades se convierten en grandes altares para recordar a nuestros difuntos. Las coloridas ofrendas se elaboran con papel picado, velas, flores, incienso, pan de muerto y las típicas calaveritas, ya sea de cerámica, chocolate o azúcar, además de todo lo que le gustaba a nuestros seres queridos en vida, como sus platillos y bebidas favoritas. 

Si quieres salir de la rutina y vivir una experiencia de Día de Muertos excepcional, lánzate a uno de estos lugares, ¡te enamorarás de sus festividades!

1. Pátzcuaro, Michoacán

Este pueblo mágico es reconocido a nivel internacional como el destino turístico por excelencia para visitar durante el Día de Muertos. Por lo menos una vez en la vida tienes que pasar estas fechas en los pequeños poblados purépechas del lago de Pátzcuaro, como Tzintzuntzan y la isla de Janitzio. Ahí, los pobladores adornan las tumbas como nadie, y pasan la noche entre luces, comida, música y pláticas nostálgicas.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Pasión por Michoacán (@pasionxmichoacan) el

 

 

 2. Oaxaca y Huautla de Jiménez, Oaxaca

Para muchas comunidades indígenas, las celebraciones en honor a los muertos son las más importantes de todo el año. En Oaxaca, los rituales y ceremonias están cargados de símbolos y significados heredados de las creencias y mitos prehispánicos, aún vigentes en la zona. En la Alameda de León, los habitantes hacen coloridos tapetes, algunos de gran tamaño, donde plasman esta bella tradición sobre arena coloreada con pigmentos naturales. En el pueblo mágico de Huautla de Jiménez, se considera una fiesta de espiritualidad, música, gastronomía y magia que se distingue por la visita de los ‘Huehuentones’ o los “viejos que regresan”, un alegre y estrafalario grupo de músicos, cantantes y danzantes enmascarados que acuden al panteón para “pedir permiso” antes de comenzar la celebración, y luego pasan la noche bailando dentro de las casas, donde se les considera portadores de mensajes espirituales.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Gustavo Israel (@poetaciturno) el

 

 

 

3. Pomuch, Campeche

Las celebraciones en honor a los difuntos en la comunidad de Pomuch, se distinguen por una práctica mortuoria de origen Maya que consiste en desenterrar los huesos de los difuntos para limpiarse y reacomodarse, mientras que se platica con el espíritu del difunto para ponerlo al tanto de lo ocurrido en la familia y en la comunidad durante su ausencia. Los huesos se guardan en cajas decoradas con manteles y paños coloridos que son cambiados cada año. Este ritual seguramente resultará extraño para la mayoría, sin embargo en Pomuch se cree que es una costumbre fundamental para garantizar el bienestar de la comunidad durante el año.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Luke Andrade (@comaluke) el

 

 

 

4. Huasteca Potosina, San Luis Potosí

‘Xantolo’ es la palabra de origen Náhuatl que significa “Fiesta de las Ánimas”, y se utiliza para nombrar la celebración en honor a los difuntos de esta región. Aquí se realizan desfiles, presentaciones culturales, concursos y bailes en los principales espacios públicos, plazas y panteones. La celebración que tiene aproximadamente 3 mil años de antigüedad es reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y se realiza en comunidades de origen Náhuatl y Tenek, entre las que destacan Axtla de Terrazas, Ciudad Valles, Coxcatlán, San Antonio, San Martín Chalchicuautla, San Vicente Tancuayalab, Tamazunchale y Tancanhuitz.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por San Luis Potosí (@sanluispotositurismo) el

 

 

5. Aguascalientes, Aguascalientes

Los festejos del Día de Muertos son únicos en Aguascalientes, pues aquí nació el dibujante y grabador José Guadalupe Posada, creador de la primera Catrina en 1910. En el Festival de las Calaveras hay procesiones que recorren las calles, concursos de altares y pan de muerto. Se realiza durante toda la primera semana de noviembre con actividades en las que participa toda la población en un ambiente de fiesta, alegría y orgullo. Uno de los atractivos más interesantes es la caminata nocturna “Ilumínale los pies al muerto”, que recorre con lámparas el Cerro del Muerto y recuerda las leyendas misteriosas que rodean al lugar. 

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Bobby Figueroa (@bobby_figueroa_) el

 

 

 

6. Ciudad de México

La capital del país también es epicentro de grandes celebraciones para los difuntos. Cada año Xochimilco se llena de color y alegría, las trajineras se decoran y se iluminan con velas, se cuentan leyendas, se montan impresionantes ofrendas, se realizan recorridos, fogatas y eventos culturales entre los que destacan la presentación del espectáculo teatral de La Llorona. 

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Chris Gein (@chrisgein) el

 

 

Otros lugares en la ciudad de México para celebrar el día de muertos incluyen el Zócalo de la ciudad con la ofrenda monumental y el Desfile de Catrinas… 

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Vetrovita (@vetrovita) el

 

 

El panteón de San Andrés en el Barrio Mágico de Mixquic…

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Rosendo Quintos Fotografía (@rosendo_quintos_fotografia) el

 

 

Y la ya clásica pero siempre sorprendente Megaofrenda en Ciudad Universitaria.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Alberto M (@alb986) el

 

 

 

El Día de Muertos es una oportunidad para recordar que la vida es corta y que por eso debemos disfrutarla mientras la tenemos. Así que lánzate a la aventura y siente el verdadero folclor mexicano de nuestras tradiciones. 

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Tu vida, Viajes

Notas relacionadas