LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Unsplash
cosas no debes tener escritorio

Cosas que NO debes tener en tu escritorio si quieres verte profesional

Tu espacio de trabajo dice mucho de ti, mantenlo en orden para que te tomen en serio

04/11/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Dicen por ahí que un poco de desorden es reflejo de una personalidad creativa, pero hay límites. No necesitas tener un escritorio obsesivamente acomodado para que tomen en serio, pero ciertamente hay cosas que jamás deben estar sobre él si no quieres parecer poco profesional.  

Un estudio realizado por The Harvard Bussiness Review encontró que las personas con un espacio de trabajo desordenado son menos eficientes y se sienten más cansadas y frustradas en comparación con sus compañeros más organizados.

De acuerdo a las pruebas realizadas, cuando estamos en un ambiente caótico los recursos mentales se agotan más rápido y se bloquea la capacidad de autorregulación y de realizar tareas.

Sumado a esto, un entorno desorganizado podría darle a tus jefes y compañeros una mala impresión de ti.

 

 

Checa estas cosas inapropiadas que NO deberías tener sobre tu escritorio:  

1. Comida o alcohol

Una cosa es tener a la mano un snack mantenerte despierta o para ofrecer, como nueces o caramelos. Pero de eso a poner tu plato de chilaquiles o tu coctel de frutas a un lado de la computadora hay mucha diferencia.

Por otro lado, si vas a tener alguna bebida alcohólica para convidar a tus colegas cuando traten asuntos importantes en privado, ésta debe estar lejos de la vista o en una mesita aparte, no en tu escritorio, pues parecería que necesitas un trago varias veces al día.  

2. Trastes sucios

Ya sean los platos del desayuno o los tuppers de la comida, tener esto en tu mesa refleja poca organización de tu tiempo, falta de respeto por tus compañeros y que eres poco higiénica.

3. Vasos y platos desechables

Éstos proyectan que eres una persona descuidada, sucia y que te importa poco el cuidado del ambiente. La regla es simple: si los usaste, tíralos de inmediato o lávalos y guárdalos si pretender reciclar.

4. Tener todo tapizado de post-its

Eso muestra que no eres capaz de ponerte al día con tus pendientes, de recordar cosas importantes o, en el mejor de los casos, de limpiar. Hay muchísimas apps que te ahorrarán todo ese caos visual y el gasto de papel. O si necesitas escribir todo a mano para una mayor retención, mejor invierte en una libreta o agenda para conservar todas tus notas en un solo sitio.

 

5. Cigarrillos o puros

De un tiempo para acá, fumar dejó de ser cool, de hecho en algunas empresas ya no se ve bien tomarse una pausa para “echarse un cigarrito”. Además, el simple olor del tabaco puede ser molesto para tus compañeros.

6. Abrigos, chamarras y bolsos

Éstos siempre deben ir en un perchero o dentro de un cajón, pues dejarlos ahí aventados denota mucho descuido. Si no tienes donde ponerlos hay unos prácticos ganchos portátiles para colgarlos debajo del escritorio, invierte en uno.

7. Artículos de aseo personal

A menos que trabajes probando o promoviendo estos productos, los cepillos de dientes, peines, maquillaje o desodorante están fuera de lugar en tu escritorio, pues dan la impresión de que te importa más tu apariencia que tu trabajo. Esto solo debe estar en un cajón o en tu bolso, no hay más.  

8. Juguetes

Tal vez algún juego de destreza o una pelota para el estrés está bien, pero tener expuesta tu colección de varitas de Harry Potter o tu Monopoly de Game of Thrones ya es demasiado. Si trabajas en una start upmillennial tal vez tener tu espacio tapizado de juguetes hasta sea bien visto; pero si no es así solo te hará parecer  inmadura y pensarán que no estás lista para el siguiente nivel en tu carrera.

 

9. Propaganda política

Estamos en una época complicada para este tema. Así que para no entrar en polémica mejor no tengas a la vista ningún tipo de póster, folleto, pines o artículos promocionales de ningún partido. Guárdate tu postura política para ti misma y, quizá, para tus acalorados debates en redes sociales.

10. Fotos o calendarios ‘hot’ 

Quizá compraste el calendario de los bomberos sexys por altruismo, pero mejor llévatelo a casa. Cualquier imagen remotamente sugerente puede dar una pésima impresión, aún si solo son dibujos animados o cómics. Eso aplica también para tus fondos de pantalla, así que quita esa foto donde luces espectacular en bikini.

11. Objetos random para elevar la pantalla de tu compu

Apoyar el monitor o tu lap top sobre una pila de libros luce cero profesional y es muy inestable, ¡en cualquier momento se te puede caer! Mejor no improvises y pídele a tu jefe un elevador de pantalla de verdad.

Mira también: Cómo ordenar tu oficina según las reglas de Marie Kondo

Cada entorno laboral es diferente, por eso debes conocer el tuyo y adaptarte a sus códigos. Quizá algo de lo que mencionamos sea muy apropiado en tu oficina, aunque es poco probable. Mejor no te arriesgues y mantén ordenado tu espacio. 

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas