LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Cómo separar el trabajo de tu vida personal si eres freelance

Cómo separar el trabajo de tu vida personal si eres freelance

Trabajar en casa no es fácil, aquí te damos tips para que tu vida privada no interfiera con la laboral

12/11/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

A primera vista parece que ser freelance es un sueño hecho realidad. Te olvidas de ir a una oficina, tú acomodas tus horarios y no hay un jefe supervisándote, ¿qué más se puede pedir? Pero equilibrar el trabajo y la vida personal cuando trabajas desde casa puede ser complicado, checa estos tips para lograrlo.

Trabajar en una oficina hace más fácil separar la vida laboral de la privada, pues no estás en el mismo espacio y hay menos distractores. Sin embargo, cuando eres tu propio jefe, es muy fácil cruzar la línea entre lo personal y lo profesional. 

Checa estas recomendaciones para aumentar tu productividad al ser un freelance: 

1. Haz un horario y respétalo

Con agenda en mano, establece cuánto tiempo le dedicarás al trabajo según las actividades que debes realizar. Procura sacar tus pendientes en ese horario y trata de no hacer nada personal u hogareño en ese tiempo. Es decir, nada de pararte a lavar los trastes o para ver una película. Está claro que a veces ese horario se extenderá, tal como en una oficina hay tiempo extra, pero trata de que no sea una constante ni una consecuencia de tus distracciones. 

2. Ten un espacio exclusivo para trabajar

Ser independiente te permite trabajar en la comodidad de tu casa, pero tampoco se trata de estar demasiado cómoda. Siempre trabaja en un escritorio o en una mesa que sea solo para ese fin, y nunca desde la cama.

3. Vístete

Sabemos que la tentación de trabajar en pijama y pantuflas es grande, pero quedarte así te hará más lenta y menos productiva. Vestirte por las mañanas envía a tu cerebro el mensaje de que es hora de trabajar, y eso te activa.

4. Respeta tu tiempo libre

Así como no debes hacer cosas personales en tu horario laboral, tampoco debes trabajar en tu tiempo libre. A veces es imposible dejar un mail sin contestar, pero jamás interrumpas tus ratos de ocio para sacar algún pendiente. Si organizaste bien tus horarios y los respetaste, eso no debería pasar.

5. A veces, si se vale distraerte

Cuando estás en una oficina te recomiendan hacer pausas de 5 minutos cada hora para descansar, y esto también aplica para quienes trabajan desde casa. Sin embargo, una de las ventajas de ser freelance es que puedes hacer algo más que ir al baño, caminar como zombie entre los escritorios o ir a la tiendita para despejarte. Si necesitas una pausa, puedes salir a correr, andar en bicicleta, poner tu tapete y hacer unos minutos de yoga o ejercitarte.

Mira también: Proponen hacer home office una vez a la semana

Trabajar de forma independiente puede ser el paraíso o convertirse en un infierno, pero eso depende de tu organización. ¡Tú decides! 

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas