LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pexels
Hábitos para Home Office

5 hábitos matutinos que te harán sentir mejor durante el home office

Pensar en ti también es importante

06/04/2020 | Autor: Dayana Alvino
Comparte en:

Si tú soñaste durante mucho tiempo con hacer home office, pero ahora las cosas no están saliendo como lo esperabas, al grado que estás sufriendo más estrés que cuando ibas a la oficina, es momento de que te hagas de algunos hábitos.

Tener una buena rutina matutina en tu casa te ayudará a prepararte para enfrentar las responsabilidades del día. Por eso, aquí hay cinco hábitos que debes adoptar desde ya para mantenerte feliz y saludable en tu home office.

1. Bebe un vaso de agua

 

 

Beber un vaso de agua a primera hora de la mañana, justo al despertar, de hecho, te ayudará a mantener tu mente activa, evitar la irritabilidad y la fatiga. Además, estudios han demostrado que tomar agua fría puede ayudar a quemar algunas calorías adicionales a medida que se digiere.

 

2. Disfruta de tu desayuno

 

 

Seguramente eres de las personas que revisa mails y noticias incluso antes de levantarte, ¡mal! Esto sólo te estresará desde el inicio del día. No leas cosas “perturbadoras” hasta que inicies a trabajar y mejor hazte el hábito de disfrutar tranquilamente de tu desayuno, con plenitud.

 

3. Medita un poco

 

 

Basta con que cierres tus ojos durante 15 minutos mientras piensas en las cosas que te preocupan y quieres resolver o en aquellas que te hacen feliz, ya sea de tu vida laboral o personal. Al hacer esto despejarás tu mente para que puedas enfocarte en tus actividades del día sin problema.

 

4. Organízate desde el inicio

 

 

Cuando se hace home office es sencillo comenzar a trabajar todo el tiempo, pero eso no es correcto. Antes de iniciar tu jornada, tómate unos minutos para organizarte: cuántas horas vas a laborar y qué cosas vas a hacer (empieza por las que son de mayor prioridad).

 

5. Muévete

 

 

Aunque es muy tentador dormir esa hora que ahorras, la que te haces de tu casa a la oficina, y levantarte directamente a trabajar, lo mejor es que la aproveches para hacer un poco de ejercicio. Esto no sólo te mantendrá en forma, sino que ayudará a que tu atención mejore mucho.

Las ventajas del home office son muchas, pero si no lo manejas con delicadeza, trabajar de forma remota puede hacer que te sientas aislada o incluso más estresada que en la oficina. ¡No lo permitas!

Tu vida, Trabajo

Notas relacionadas