LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Unsplash
renunciar trabajo 2020

5 cosas que debes pensar antes de renunciar a tu empleo en enero

Si quieres empezar el año diciéndole “bye” a tu jefe debes evaluar bien la situación

01/01/2020 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

El Año Nuevo nos provoca una imperiosa necesidad de renovarnos y lo primero que pensamos es cambiar de empleo. Sin embargo, hay muchos factores a tomar en cuenta para decidir si renunciar es buena idea o no.

Evalúa estos puntos antes de empezar a despedirte de tu trabajo:

1. ¿Cuánto tiempo tienes en el puesto?

Si llevas poco tiempo, mejor espera a ganar más experiencia y desarrollar mejor tus habilidades antes de irte. Pero si ya tienes un buen tiempo ahí, debes revisar si hay posibilidades de crecimiento o no. Quizá lo que quieres no es brincar a otra empresa, sino crecer, y entonces te conviene más buscar la oportunidad ahí, donde ya conocen tus talentos.

2. ¿Tienes una crisis existencial?

Si quieres una vida nueva, quizá tu trabajo no sea el problema principal. Lo mejor es tratar de resolver los otros aspectos de tu vida que te molestan, antes de lanzarte al vacío del desempleo y terminar en bancarrota ¡con todo y crisis existencial!

 

3. Quieres renunciar a tu jefe, no a la empresa

Un motivo frecuente para cambiar de empleo es una mala relación con los superiores. Tal vez te sientes frustrada  por sus críticas o su actitud, pero cuando dejar de lado el factor emocional resulta que es un buen empleo. Checa si hay oportunidad de moverte a otra área o de mejorar la relación laboral para desempeñar tu trabajo como toda una profesional.

4. ¿Tienes otras ofertas laborales en puerta?

Desde diciembre y a principios de cada año se abren muchas vacantes, porque es época de renuncias, recortes y despidos. Si tienes en puerta una oferta muy tentadora y al pensarlo bien resulta ser mucho más conveniente que tu empleo actual, adelante. Pero si no tienes a dónde ir es mejor que esperes hasta tener alguna propuesta o, por lo menos, tener ahorros para subsistir sin empleo un promedio de tres meses.

 

5. ¿Hace cuánto que quieres cambiar de trabajo? 

Si la idea surgió apenas en diciembre, espera. Es probable que te estés dejando llevar por la tristeza invernal o la euforia del nuevo año. 

Por otro lado, si ya tienes bastante tiempo odiando tu trabajo, cada día es un martirio llegar a la oficina y la idea de hacer otra cosa está fija en tu mente, ¡hazlo! 

Eso sí, planea bien tus siguientes pasos y ten un colchoncito de dinero a la mano, porque no sabes cuánto tardarás en volver a tener ingresos.    

Mira también: ¿Por qué los millennial cambian de trabajo a cada rato?

Si no tienes bien claras tus razones para renunciar al trabajo ni planes para el futuro, la decisión podría jugarte en contra. ¡Ten cuidado!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Tu vida, Trabajo

Notas relacionadas