LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Si en 1908 luchamos por el voto, ¿por qué marchamos este 2019?

Si en 1908 luchamos por el voto, ¿por qué marchamos este 2019?

El Día Internacional de la Mujer no es un festejo, es un recordatorio de que seguimos luchando por nuestros derechos

08/03/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Desde que la ONU lo instituyó en 1975, cada 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Muchas personas aún se preguntan por qué marchamos todavía en 2019, si ya tenemos muchos derechos (a votar, por ejemplo). Bueno, pues porque este día no es un festejo, sino el recordatorio de que aún seguimos luchando por otros derechos que se nos han negado.

La lucha feminista se remonta a mediados del siglo XIX, cuando se iniciaron varios movimientos en distintas partes del mundo para exigir condiciones laborales dignas para las mujeres. Menos horas de trabajo, mejores salarios, fin del trabajo infantil y el derecho al voto, fueron algunos de los temas que hicieron que las féminas alzaran la voz.

Sin duda, en la actualidad tenemos muchos más derechos que nuestras congéneres de aquél entonces, pero faltan muchos más. No solo se trata de los derechos que otorga la ley, también luchamos por generar cambios sociales que nos dignifiquen como seres humanos: respeto, libertad, autonomía, seguridad, etc.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Morgendorffer (@lmorgendorffer) el

 

 

Checa todos los temas que hacen que la lucha feminista siga tan vigente como hace un siglo y medio: 

Violencia de género

“Los datos confirman que la violencia contra las mujeres no sólo no ha disminuido en el último año, sino que se observa la persistencia en el incremento al menos desde 2015 (…) El Estado mexicano no ha sido capaz de establecer estrategias eficaces que combatan adecuadamente este fenómeno tan grave”, advirtió ONU Mujeres.

El organismo también señala que 6 de cada 10 mujeres, incluidas menores de edad, aseguran haber sufrido algún tipo de violencia.

En gran parte de México, las féminas aún son tratadas como ciudadanos de segunda. Somos violentadas sistemáticamente a lo largo de nuestra vida de muchas formas: física, social, psicológica, sexual, económica y laboralmente, entre otras.

“Corres/pegas como niña”, “Tenías que ser vieja”, “Las mujeres solo sirven para limpiar/tener hijos/tener sexo”, “No le hagas caso, anda en sus días” y otras más, son frases tristemente comunes encaminadas a devaluarnos solo por nuestro género. 

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por ONU Mujeres México (@onumujeresmx) el

 

 

 

Violencia sexual (acoso, abuso y violación)

En este momento estamos más conscientes que nunca de terrible nivel de violencia sexual que sufrimos las mujeres. Basta ver nuestro feed de Facebook para encontrar cada día nuevos casos de mujeres víctimas de acoso, abuso sexual, violación y secuestro con fines de explotación sexual. 

Nos sentimos más vulnerables que nunca y, si lo piensas, ahora marchamos simplemente por el derecho a sentirnos seguras dentro y fuera de casa. Solo queremos dejar de vivir con miedo. 

La Encuesta Nacional sobre Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública mostró que en 2018, la incidencia de delitos sexuales contra las mujeres fue de 2 mil 733 abusos por cada 100 mil mujeres, cifra significativamente mayor a los mil 764 que se cometieron en 2016.

Save of Children, en su informe Las niñas y las adolescentes en México frente a la violencia, reporta que cuatro de cada 10 delitos sexuales en el país se cometen contra menores de edad, que una de cada dos adolescentes de 12 a 19 años que inicia su vida sexual se embaraza por causas relacionadas con la violencia sexual y la nupcialidad temprana, entre otras causas.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por "culmar" portal cultural (@culmarportalcultural) el

 

 

 

Feminicidios 

En su definición más simple, el feminicidios es el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer. Se da en un contexto cultural e institucional de discriminación y violencia de género, que suele ser acompañado por un conjunto de acciones deshumanizantes y de extrema violencia: torturas, mutilaciones, quemaduras, ensañamiento y violencia sexual. En la mayoría de los casos, el victimario tiene o tuvo una relación sentimental con la víctima. 

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2018 se contabilizaron 786 víctimas de feminicidio en México. Otras fuentes afirman que son 845, más del doble de las 407 víctimas de feminicidio en 2015. También reportan que sólo en enero de 2019 se dieron 70 feminicidios, 11 de las víctimas eran menores de edad.

De acuerdo a ONU Mujeres, en México cada día son asesinadas 7 mujeres. En lo que corresponde a los asesinatos de niñas y adolescentes, en 2015 se cometieron 50, mientras el año pasado la cifra se elevó a 86.

Claro que los datos no son del todo precisos, ya que muchos homicidios no se tipifican como feminicidios, a pesar de cumplir las características para serlo, debido a la negligencia y el machismo que permea en las instituciones y los funcionarios de gobierno. 

Violencia obstétrica

La violencia obstétrica es una forma de violación de los derechos humanos y reproductivos de las mujeres.  Se genera en la atención del embarazo, parto y posparto en los servicios de salud públicos y privados, y consiste en cualquier acción u omisión que cause un daño físico o psicológico a la mujer.

Esta se expresa en falta de acceso a servicios de salud reproductiva, un trato cruel, inhumano o degradante, o un abuso de medicación, menoscabando la capacidad de decidir de manera libre e informada sobre los procesos reproductivos.

Según datos del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), las manifestaciones más comunes de este tipo de agresión son los gritos o regaños (37.42%), retraso en la atención por quejas de la afectada (34.44%), ser ignorada (33.11%), presión para aceptar un método anticonceptivo o esterilización (30.9) y posiciones incómodas (30.83%).

También están las ofensas (23.43%), anestesia denegada (16.18%), método anticonceptivo o esterilización involuntaria (13.95%), firma involuntaria de papeles (10.72%), y ser separadas de su bebé por más de cinco horas (5.49%).

En México, 33.4% de las 8.7 millones de mujeres que tuvieron al menos un parto entre 2011 y 2016, reportan haber experimentado violencia obstétrica. Esto tiene que cambiar ya. 

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por anita (@ponymalherido) el

 

 

 

Violencia laboral

Sí, las mujeres ganamos menos que los hombres por realizar el mismo trabajo. Y no solo eso, también nos descartan para los empleos, nos despiden o nos hostigan en caso de embarazo y al convertirnos en madres. 

La OCDE refiere que sólo 44.9% de las mexicanas en edad de trabajar está ocupado, mientras en los varones alcanzó 77.8%. Esto “indica que ellas todavía enfrentan una brecha de participación en el mercado económico de 34.9% puntos porcentuales por debajo de los hombres”, señaló la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Las mujeres mexicanas ganan en promedio 34.2% menos que los varones, de acuerdo con un estudio del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). 

Además, del total de habitantes en México que percibe más de cinco salarios mínimos mensuales (más de $13,254 pesos), 70% son hombres y 30% por ciento, mujeres, según el INEGI. En la Ciudad de México, la brecha se reduce un poco: 6 hombres por cada 4 mujeres en los puestos mejor pagados. 

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por ONU Mujeres México (@onumujeresmx) el

 

 

 

Estos datos de ONU Mujeres te ayudarán a tener un mejor panorama del problema:

  • 7 mujeres son asesinadas cada día en México
  • En los últimos 25 años ocurrieron más de 35 mil defunciones de mujeres mexicanas con presunción de homicidio.
  • 2 de cada 3 mujeres mexicanas han experimentado algún tipo de violencia.
  • 41% de las mujeres mexicanas ha sido víctima de violencia sexual en alguna etapa de su vida.
  • 6 de cada 10 agresiones contra mujeres mexicanas en la vía pública son de índole sexual.
  • 15 de cada 100 mujeres mexicanas de entre 20 y 24 años fueron madres siendo menores de edad.
  • 15% de las mujeres de 15 años y más que han pedido trabajo, les fue requerido un certificado de no embarazo o las despidieron por embarazarse.
  • La brecha salarial no se cerrará hasta 2086 si no se contrarresta la tendencia actual.

 

Y a nivel mundial las cosas no están mejor… 

  • Sólo uno de cada cuatro parlamentarios son mujeres a nivel mundial.
  • En 2018, solo el 9.8% de países en el mundo tenían jefas de Estado o de gobierno.
  • 830 mujeres mueren cada día de causas evitables relacionadas con el embarazo.
  • 35% de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental.
  • El 51% de las víctimas de trata de personas en el mundo son mujeres adultas.
  • 3 de cada 4 víctimas infantiles de trata de personas son niñas.
  • 650 millones de mujeres y niñas se casaron antes de cumplir los 18 años, la mayoría de manera forzada.
  • 200 millones de mujeres y niñas que viven actualmente han sufrido la mutilación genital, principalmente antes de los 5 años.
  • 15 millones de adolescentes, de entre 15 y 19 años, de todo el mundo han sido obligadas a mantener relaciones sexuales forzadas en algún momento de sus vidas.
  • 9 millones de jóvenes fueron violadas solo el año pasado.
  • 1 de cada 3 mujeres estudiantes, de 11 años y de entre 13 y 15 años de edad, sufre el acoso de compañeras o compañeros en la escuela, al menos, un día al mes.
  • Menos del 40% de las mujeres que sufren violencia buscan algún tipo de ayuda.

 

¿Aún te preguntas por qué tenemos que seguir marchando todavía en pleno 2019?

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Asociación Tesai Reka Paraguay (@tesairekapy) el

 

 

Con información de ONU Mujeres, Milenio, La Jornada, HuffingtonPost y El Economista.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas