LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
sindrome del Impostor Social Margot Robbie

Qué es el Síndrome del Impostor Social que afecta tu crecimiento personal

Margot Robbie, como 7 de cada 10 personas lo han padecido en su vida, ¿serás una de ellas?

21/01/2020 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Hace unos días, la exitosa y bella actriz Margot Robbie reveló que padece el Síndrome del Impostor Social. Este padecimiento es más común de lo que parece y se caracteriza por sentir que no eres tan buena o capaz como todos creen. Es decir, crees que estás fingiendo ser alguien que no eres y temes decepcionar a todos con tu verdadero “yo”. Checa de qué se trata y si alguna vez lo has sufrido.

La australiana de 29 años ha sido multinominada al Óscar y los Golden Globes, es una de las estrellas más cotizadas de Hollywood y se convirtió en productora a través de LuckyChap Entertainment. 

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por @margotrobbie el

 

 

A pesar de sus logros, Margot confesó sentirse incompetente para ocupar el puesto que tiene en la sociedad. 

“Soy muy, muy autocrítica y soy muy crítica con mi trabajo. Establezco un estándar muy alto para mí, siempre quiero estar mejor y siempre creo que puedo estar mejor”, dijo la actriz a una revista. 

“No creo que hubiera un momento en el que haya pensado ‘lo has logrado’. Siempre pienso: ‘Hiciste lo que te propusiste hacer, pero perdiste la marca aquí y la próxima vez lo harás de manera diferente’. Tengo esa voz interior que lucha constantemente por algo mejor”, agregó. 

Consciente de su problema, Robbie comentó lo que le diría a su “yo” adolescente: 

“Me gustaría decirle: ‘Eres realmente buena’. Lo más duro para mí fue el Síndrome de la Impostora. A veces, sigo teniéndolo y creo que todo el mundo se dará cuenta: ‘¿Cómo has llegado aquí? ¿Crees que eres lo suficientemente buena para esto? ¿Quién te ha dejado entrar?’”, confesó la estrella de Once Upon a Time in Hollywood.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por @margotrobbie el

 

 

El Síndrome del Impostor no ataca solo a celebridades, también a personas de todos los ámbitos profesionales y estratos sociales. Ellos, a pesar de su duro esfuerzo y los logros conseguidos, aún sienten que no están a la altura o no lo merecen. 

Según el Manual de Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM) no es un trastorno mental oficialmente reconocido. Se trata de un fenómeno psicológico en el que la gente no es capaz de internalizar sus logros y, en cambio, tienen miedo constante a ser descubiertos como un fraude. 

Éste afecta a individuos inteligentes, perfeccionistas y exitosos que tienen logros reales, pero su falta de confianza y autoestima no dejan que “se la crean”. Suele aparecer después de un gran triunfo: entrar a la universidad que querían, conseguir un ascenso o ganar un premio.

 

 

 

Quienes lo padecen sienten que la persona que lo logró no se tratara de ellos, sino de alguien más viviendo una realidad que no perciben como suya. Pueden ser reservados, poco elocuentes y resaltarán siempre cada uno de los errores que tuvieron.

“Si piensan que han sido beneficiados con ciertos halagos o cumplidos, no saben del todo por qué su esfuerzo o su trabajo ha sido valorado, pero esto es parte también del desarrollo donde las principales figuras, que pueden ser sus padres o maestros les crearon un rótulo donde, o bien los consideraron inútiles o que sus esfuerzos no valían, ahí es cuando se genera esta duda en cuestión del ser”, explicó la psicóloga María Belén Rodríguez para el medio El Universo. 

 

 

 

El Síndrome del Impostor no se limita al ámbito profesional, también al círculo familiar, de amigos y la pareja. Creen que, a pesar de su esfuerzo, todo lo bueno en su vida es producto de la suerte o de ayuda externa.

Tienen miedo a que los que los otros descubran que son un fraude y están convencidos de que fracasarán cuando se les presenta una situación que en otro momento superaron con éxito.

También suelen ser muy exigentes con ellos mismos y recuerdan mucho más los errores que han cometido, que los éxitos que han logrado. Y, sin que haya ninguna causa que lo justifique, suelen sentir ansiedad y tristeza.

Mira también: Hábitos de personas mentalmente fuertes que deberías adoptar

Para tratarlo hay que trabajar en la propia autoestima, aceptación y aprender a perdonar nuestros errores. Por supuesto, quienes no se sientan capaces de lidiar con este problema por su cuenta deben acudir con un profesional, ya sea psicólogo o psiquiatra. 

Si te identificaste con los síntomas, no dudes en pedir ayuda. ¡No dejes que el Síndrome del Impostor Social te detenga!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas