LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Trashing, la nueva forma de fraude financiero y cómo prevenirlo

Trashing, la nueva forma de fraude financiero y cómo prevenirlo

Después de leer esto seguro no volverás a imprimir los comprobantes del cajero automático.

27/07/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

¿Qué haces con tus estados de cuenta y con los tickets del cajero automático? Lo más probable es que los tires a la basura y te olvides de ellos. Justo eso es lo que están esperando quienes se dedican al trashing, la nueva forma de fraude financiero que puedes prevenir muy fácil.

 

Algunos delincuentes se dedican a revisar la basura de los bancos, cajeros automáticos y de las personas. Así obtienen datos personales y bancarios a través de estados de cuenta, copias de identificaciones oficiales u otro documento que contenga datos importantes.

 

 

 

 

 

 

Esta información la utilizan para cometer fraudes financieros como el robo de identidad, que es cuando alguien se hace pasar por ti para comprar productos y servicios o solicitar un crédito.

 

En México, el robo de identidad es un delito en crecimiento entre usuarios de la banca. En el primer trimestre de 2017, se registraron 19 mil 4 reclamaciones por robo de identidad en bancos, esto es 18% más que en el mismo periodo de 2016, según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

 

 

También: Las ventajas de ser tacaña

 

 

¿Cómo prevenir el trashing?

 

La única forma de evitar ser víctima de este tipo de fraude es poner atención a lo que tiras en la basura. La Condusef recomienda:

 

- Vigilar tu buzón para tomar lo antes posible los estados de cuenta o documentos bancarios que lleguen a tu casa.

 

- Si vas a tirar en el bote de basura facturas, copias de tus identificaciones, estados de cuenta o cualquier otro documento, destrúyelos bien, de forma que ningún dato importante sea visible.

 

 

También: Consejos financieros para independizarte exitosamente

 

 

- Si no vas a guardar los papelitos que imprimen los cajeros automáticos sobre tu información bancaria, destrúyelos en pedacitos o tíralos más tarde en tu casa considerando las recomendaciones anteriores.

 

- Puedes cubrir tus datos con marcador indeleble negro o romper justo la parte de los datos en diminutos pedazos.

 

Estas sencillas prácticas pueden evitar que tu información personal sea accesible para los defraudadores.

 

 

 

 

 

 

Con información de Dinero en Imagen.

 

 

 

 

 

Tu vida, Otros, Quiérete

Notas relacionadas