VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Claves para no ser la “mamá incómoda” en una junta escolar

Claves para no ser la “mamá incómoda” en una junta escolar

Sigue estas simples pautas para no convertir las reuniones académicas en un martirio

05/09/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Quienes tenemos hijos sabemos que la simple mención de una “junta escolar” nos provoca una mezcla de ansiedad,  rechazo e incluso molestia. Quizá la primera reunión de padres y maestros es algo nuevo y emocionante, pero después se vuelven tediosas, en especial porque siempre hay una “mamá incómoda” (o varias) que las convierten en un martirio.

 

Checa estas claves para que tú no seas esa mami y evites que las demás familias o profesores te odien un poquito.

1. Sé puntual

Sabemos que quizá siempre andas corriendo y ser impuntual ya es tu forma de vida. Sin embargo, cuando se trata de nuestros hijos es importante ponernos más formales, pues son hábitos que les transmitimos.

Es de pésimo gusto llegar tarde porque rompes el ritmo de la junta y distraes a todos. Si te retrasas trata de entrar al aula con mucha discreción y sin pedir disculpas en voz alta, pues ya todos saben que estás apenada.

2. Ve con tiempo suficiente y buena actitud

Muchos tenemos solo unos minutos para estar en la reunión porque tenemos otros pendientes, como llegar al trabajo. Pero debes estar preparada mentalmente para que la junte dure más de lo esperado.

Una actitud de ansiedad, incomodidad o molestia puede tensar innecesariamente el ambiente.

  

 

3. Escucha antes de hablar

Muchas mamás y papás llegamos con prisa o somos demasiado ansiosos, y queremos que nos den rápido toda la información. Toma en cuenta que la maestra o maestro tiene un orden de ideas a tratar y debe seguirlo para que la comunicación fluya. Si llegaste tarde y crees que te perdiste de algo, espera hasta el final para ver si se menciona. Si no es así, pregúntale directo al profesor o a los otros padres al salir.

4. No interrumpas

Es súper importante dejar que los demás expresen sus ideas de principio a fin para generar un ambiente de respeto. Recuerda que todos tienen dudas y comentarios igual de importantes que los tuyos. Espera tu turno para tomar la palabra y no “cortes” a otros, pues te percibirán como irrespetuosa o incluso ofensiva. También pon tu celular en modo “vibrar” o “silencioso” para que tus notificaciones o llamadas no sean una distracción.

 

5. Aclara dudas particulares al final y en privado

Una de las razones por las que las juntas se hacen eternas es porque muchos padres quieren tratar los casos particulares de sus hijos frente a todos. Si tu situación no es algo que afecte a todo el grupo es mejor hablarlo al final, a solas con la maestra o los directivos.

Madres en la escuela

 

6. Aprende a leer el lenguaje corporal

En ocasiones, cuando tomamos la palabra nuestra intervención puede incomodar a otros. No se trata de quedarte callada, pero debes estar atenta a las expresiones de los demás para detectar si tu comentario es redundante, ofensivo o si ya te extendiste demasiado hablando de un tema.

 

7. Respeta a los demás

Quizá la pregunta de otra mamá o papá te parece irrelevante o boba, pero no se vale hacerlo sentir mal por expresarse. Por supuesto, cualquier tipo de insulto o agresión hacia ellos o sus hijos están prohibidos. Si tienes problemas con otro padre de familia, espera a hablarlo fuera de la junta en presencia de una autoridad escolar.

8. Si vas a salir antes, hazlo con discreción

Al igual que cuando llegas tarde, si tienes que irte antes de que termine la reunión trata de hacerlo disimuladamente. Lo mismo aplica si tienes que contestar una llamada urgente. De verdad, no tienes que gritar a los cuatro vientos que vas salir, pues todos lo notarán de cualquier forma.

Mira también: ¿Por qué nos volvemos adictas a los grupos de mamás en Facebook?

Nadie nos da un manual para ser madres o padres, y menos para lidiar con la vida escolar de nuestros peques. Nos toca aprender en el camino.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas