LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

New Line Cinema

Actitudes de tu suegra que son un dolor de cabeza y dañan tu relación

Seguro la madre de tu pareja ha tenido una o varias de estas molestas actitudes

25/07/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Todas sabemos que la suegra que nos toque puede ser una bendición o un dolor de cabeza. No podemos negar que la mamá de nuestra pareja tiene gran influencia en nuestra relación, para bien o para mal.

 

 

 

Aunque cada una es diferente, hay cosas que las suegras no deberían hacer pero la mayoría las hace de todos modos. Checa si la tuya tiene estas actitudes y aprende a poner límites.

Toma nota:

1. Pensar que su hijo es perfecto

O sea, ¡ella lo educó, es imposible que lo haya hecho mal! Esto se traduce en que él siempre tiene la razón y tú estás mal, sea cual sea el asunto.

 

 

2. Darte consejos no solicitados

Esto no es exclusivo de las suegras, todos lo hacemos con amigos y familia. Sin embargo, las suegras tienen una forma especial de dar consejos, que te hace sentir

como si fueras una completa inútil en la vida, ya sea para ordenar tu casa, tratar a tu pareja o criar a tus hijos.

3. Pedirle a tu pareja que le dé prioridad por encima de ti

Muchas mamás creen que siempre serán lo más importante en la vida de sus hijos, es natural. Pero una vez que él se independiza y forma una familia, esto debe cambiar un poco. No se trata de que tu pareja la haga a un lado, pero sí de que le dé su lugar a cada una para tener una relación sana con ambas.

4. Intervenir en la crianza de tus hijos

¡Este es un clásico! Las suegras suelen ver a los nietos como una extensión de sus hijos y tratan de educarlos según sus ideas. Con frecuencia desautorizan a los padres cuando se trata de reglas, regaños y hasta permisos, o peor, lo hacen a escondidas. Déjale claro que así como ella crio a sus hijos tal como quiso, ahora los papás son ustedes y son los que mandan.

5. Criticar tu forma de cocinar

Todas las suegras del mundo lo hacen, pero es inevitable para las madrecitas mexicanas. Obvio solo ella conoce los gustos de su hijo y tiene el sazón correcto. Como tiene años de experiencia en la cocina se siente con autoridad para decirte “¡quítate novata!” y “componer” tus platillos. Ojalá tuviéramos un consejo para detenerla, pero lo más probable es que hieras sus sentimientos y desates la tercera guerra mundial.

 

 

 

6. Meterse en sus discusiones de pareja

Esto es un rotundo “no”. Nadie, ni su familia ni la tuya, deben intervenir en sus pleitos, pues solo ustedes saben lo que pasa en realidad y tienen la capacidad de solucionarlo. La única excepción es cuando hay violencia de por medio y sí necesitan la ayuda de terceros.

7. Regalarte ropa que solo ella se pondría

Como no ubica bien tu estilo o no le gusta, te compra prendas más de su gusto y te reclama si no te las pones. ¡Un clásico!

8. Entrar a tu recámara o baño sin tocar la puerta

Esto es típico cuando tú y tu pareja viven en casa de la suegra, pues ella cree que es innecesario anunciarse antes de abrir la puerta, porque obvio no necesitan privacidad (¿se entendió el sarcasmo?). Lo peor es cuando ni siquiera viven con ella pero le dan llaves de su casa y cualquier día entra como si nada, o llegas y solo la encuentras ahí muy relajada. Terrible.

9. Arreglar TU casa a SU gusto

Algunas suegras simplemente te critican y te fastidian hasta que tienes tu casa como ellas quieren. Otras solo te sorprenden con un “oye, organicé tu alacena porque era un desastre”, “moví su cama porque leí un libro de feng-shui y le estás bloqueando la energía a mi hijo” o “vi el programa de Marie Kondo y ya tiré todo lo que tenías de más”… ¡Nooo! Eso no se hace, pero muchas (en verdad, muchas) lo hacen.

 

 

 

10. Ser pasiva-agresiva

Las suegras pueden hacer los comentarios más groseros e hirientes mientras sonríen y te dan galletitas. Y como es “taaan linda” ni siquiera tu pareja nota que te está insultando o criticando. Puedes hablar con ella y pedirle que te diga las cosas de frente, sin hipocresías. Si eso no funciona solo te quedará ignorarla o pulir tu habilidad para las respuestas sarcásticas.

11. Estar celosa de tus padres

Muchas suegras se sienten amenazadas cuando su hijo convive más con la familia de la nuera. Creen que, de alguna forma, les están robando la atención o el cariño de ambos. Quizá es solo que ustedes tienen una mejor relación con ellos que con tu suegra, o porque la mamá de tu amor es un poco tóxica. Pero si no es el caso y la relación con tu suegra es buena, traten de equilibrar el tiempo que pasan con cada familia.

Mira también: 8 tipos de suegra que no quieres tener nunca

 

La convivencia entre suegras y nueras pueden ser muy complicada o muy fácil, según tu suerte. Lo importante es que aprendas a comportarte de forma madura y respetuosa siempre, y que pongas límites cuando sea necesario para que eso no afecte tu relación de pareja.

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

 

Notas relacionadas