LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pexels
regalos, navidad, malos regalos, regalos feos, regalos inútiles, peores regalos

5 Ideas para aprovechar los regalos que no te gustaron

No siempre recibimos lo que queremos, pero eso tiene remedio

26/12/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Hay personas con mucha suerte que cada Navidad, Año Nuevo y Día de Reyes terminan rodeados de regalos. Algunos le dieron al clavo y sus obsequios son lo máximo, mientras que otros simplemente no le atinaron. Si no te gustaron algunas de las cosas que recibiste no te gustaron ni tantito, te damos ideas de lo que puedes hacer con ellas.

 

 

Antes de tomar cualquier decisión recuerda que cada caso es diferente y lo que hagas depende mucho de la persona que te dio el regalo, así como de su intención. Por ejemplo, los regalos hechos por nuestros seres querido (como un suéter tejido por tu abuelita) y las reliquias familiares están fuera de discusión: agradeces el regalo y te las quedas.

 

Pero si se trata de regalos impersonales como los del intercambio de la oficina o algo que solo te dieron por compromiso puedes…

 

1. Cambiarlo o devolverlo en la tienda

La gente precavida pide ticket de regalo y lo deja en la caja para que tengas la opción de cambiarlo por algo que te guste más, así que hazlo sin culpa.

 

2. Venderlos físicamente o en línea

Después de un tiempo prudente puedes llevar el producto a una tienda de compra/venta de artículos, o bien, ofertarlo en alguna plataforma online. El precio que pongas no debe ser igual ni superar el original, pero tampoco lo malbarates solo porque no te gustó. Cuida que tus conocidos no se enteren, porque te tacharán como “la que vende lo que le regalan” y ya no querrán darte nada el próximo año.

 

 

3. Regifting (mejor conocido como “roperazo)

Si el regalo no es algo personalizado y no lo has abierto ni usado, puedes guardarlo para la próxima fecha especial y obsequiarlo a alguien que sí lo vaya a apreciar. Solo cuida que quien te lo regaló y quien lo recibirá no se conozcan, sería muy incómodo que se den cuenta.

 

4. Armar un intercambio post-fiestas

Seguro no eres la única a quien que le tocó un regalo que no le gusta, así que puedes organizar con tus amigos o familia un intercambio donde todos lleven esos obsequios que no les encantaron. Será divertido y todos tendrán la oportunidad de llevarse algo que los haga más felices. Solo asegúrate de que nadie se vaya a ofender si uno de sus regalos resulta intercambiado.

 

 

5. Donarlos

Muchas organizaciones benéficas estarán felices de recibir artículos nuevos en buen estado para sus causas. Puedes llevarlos a una casa hogar, asilo o fundaciones que luchan contra enfermedades. Muchas de éstas no los utilizan como tal, pero organizan ventas para recaudar fondos y esa puede ser tu contribución.

 

Mira también: Regalos de Navidad que puedes comprar en el último momento

 

No te sientas con la obligación de conservar algo que no vas a usar o no te gusta, ¡mejor dale nueva vida!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

 

Notas relacionadas