LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pexels
Limpiar el colchón

Cómo lavar tu colchón, almohadas y cojines en seco paso a paso

Líbrate de la suciedad y los ácaros sin hacer un desastre

19/05/2020 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Seguro en las últimas semanas has pasado más tiempo en la cama que antes y eso tiene sus consecuencias.  Todos acostumbramos cambiar las sábanas y cobijas con cierta regularidad, pero pocos reparan en la importancia de lavar el colchón. Para que no creas que es muy pesado y/o complicado, te damos una guía paso a paso para lavar tu colchón en seco, sin agua y sin hacer un desastre.

Un estudio publicado por The National Institute of Health, en Estados Unidos, asegura que es indispensable lavar el colchón para evitar complicaciones en la salud y también porque afecta el descanso.

Los colchones son el hogar favorito de millones de bacterias, pues encuentran un lugar oscuro, calientito y semi-húmedo para proliferar. También es donde se acumulan los ácaros, pequeños insectos que comúnmente se desarrollan en el polvo y son tan pequeños que pasan desapercibidos.

El problema con estos bichitos es que pueden afectar la salud, porque la piel muerta y los deshechos que dejan son causantes de alergias en la piel y vías respiratorias. Algunas señales de ácaros en el colchón son la secreción nasal, picazón en la nariz y hasta dificultad para respirar. Por supuesto, el escenario es más complicado para personas con problemas respiratorios, como asma.

Ahora que estamos ocupando la cama más que de costumbre, ésta se vuelve más propensa a acumular gérmenes y suciedad.

 

Los expertos recomiendan limpiar el colchón por lo menos una vez al mes y darle una limpieza más profunda por lo menos cada cambio de estación.

Checa cómo debe ser esa limpieza mensual de tu colchón y aplícala también en tus almohadas y cojines:

1. Sacude el colchón

Luego de retirar toda la ropa de cama, sacude el polvo con un trapo limpio y seco, dando golpes en toda la superficie del colchón. Si eres perfeccionista y no quieres que el polvo que salta regrese, puedes poner un pequeño ventilador que “sople” las partículas fuera de la cama.

 

2. Quita manchas

Una vez libre de polvo será más fácil distinguir bien las manchas. Algunas son más difíciles de quitar que otras, pero para sacarlas sin mojar tu colchón solo aplica un poco de vinagre blanco con un trapo limpio y haz presión para que la mancha se remoje y se “ablande”.

Si la mancha es de sangre puedes removerla con agua oxigenada o pasta de dientes. Después talla la mancha con agua fría (jamás caliente, porque la sangre se adhiere más) y la verás desaparecer.

3. Aspira

Para cerrar la limpieza con broche de oro pasa la aspiradora por todo el colchón para eliminar los residuos de polvo, ácaros y cualquier otro micro insecto que pudo quedar.

Mira también: Tips de Marie Kondo para que los niños te ayuden a ordenar la casa

Además de hacer esto una vez al mes debes programar una limpieza profunda, la cual se recomienda realizar en cada cambio de estación.

¡Cuídate y cuida a tu familia!

Tu vida, Casa

Notas relacionadas