LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pexels
como entretener a tus hijos en cuarentena

Cómo entretener a tus hijos si no te gusta jugar con ellos

Aceptémoslo, no todas tenemos paciencia ni vocación de animadora infantil

 
26/03/2020 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

El aislamiento social ante la propagación del coronavirus implica pasar mucho (¡mucho, demasiado!) tiempo en familia. Ahora las mamás estamos más horas al día con nuestros hijos y claro, ser las encargadas de entretenerlos. La verdad es que no todas tenemos la paciencia, creatividad o energía para jugar con ellos, o simplemente no nos gusta, ¡y es perfectamente normal! 

La cuarentena ante la pandemia de coronavirus nos ha puesto en un escenario inesperado: escuelas cerradas, actividades extraescolares canceladas, parques, cines y plazas vetados por el riesgo. Súmale padres estresados y niños desesperados por el encierro, sin amigos y si saber qué hacer con tanto aburrimiento. 

Hay quienes asumen que cuando una mujer decide ser madre es porque le encantan los niños y los juegos infantiles. Por supuesto, no siempre es el caso. Algunas mamás no jugábamos ni siquiera cuando nosotras éramos niñas (#TrueStory), pues quizá nos gustaba más ver la tele, leer, pintar o hacer experimentos.

 

 

 

Tratar de mantener la cordura cuando tienes un peque persiguiéndote todo el día al grito de “¡estoy aburrido!”, es abrumador. Por eso te damos algunas ideas para sobrevivir estos días: 

1. Deja que se aburran

De un tiempo acá, se cree que los padres debemos ser proveedores de actividades y diversión para los hijos. Tenemos que asegurarnos de que siempre hagan cosas que los estimulen y les den más habilidades y/o conocimiento. 

Además de mandarlos a la escuela, los llevamos natación, futbol, gimnasia, clases de idiomas, a la ludoteca, etc. ¿El resultado? Niños sobreestimulados que no son capaces de lidiar con la inactividad, y tampoco de divertirse solos ni jugar sin una guía externa.

En realidad, muchos expertos en pedagogía y psicología infantil coinciden en que el aburrimiento es bastante sano para los niños. El ocio les activa la creatividad y solitos empiezan a idear formas de distraerse.

Claro que el al principio será difícil, pues lidiarán con sentimientos de frustración, confusión tristeza o enojo. Pero si los dejas por su cuenta, pronto los verás haciendo cosas nuevas e interesantes.

 

 

 

 

2. Involúcralos en las tareas del hogar

Los niños son colaboradores por naturaleza, así que los quehaceres de la casa resultan una actividad tan útil como divertida. A partir de los dos años, los peques son capaces de realizar actividades sencillas acorde a su edad: acomodar sus juguetes, doblar su ropa, guardar sus calcetines, o hasta barrer, trapear y lavar trastes cuando son más grandecitos.

Si eres de las que van a aprovechar este tiempo para hacer limpieza profunda, ¡haz equipo con tus peques! Y de paso les enseñas a ser más independientes, responsables y organizados. También aprenden que el quehacer es de todos, no solo de los papás.

3. Inclúyelos en tus actividades

Aunque estés en cerrada en casa, seguro tienes mil cosas qué hacer. Tal vez estás aplicando el ‘home office’ y necesitas un “asistente” que te pase papeles o que vigile al perro para que no interrumpa tu junta virtual (claro con su respectivo “sueldo” por trabajar).

Quizá harás ejercicio y te vendrá bien un “coach” que cuente tus abdominales o te tome el tiempo. También puedes tener un pequeño alumno para enseñarle algunas poses de yoga o tus movimientos de box, baile y capoeira.

Hagas lo que hagas, trata de buscar un espacio donde ellos puedan encajar. Así se sentirán útiles y parte de tu dinámica.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

4. Comparte con ellos cosas que te apasionen

Ya quedó claro que sentarte a jugar a las Barbies o armar pistas de autos no es tu máximo. Entonces, ¿qué te gusta? Todos tenemos una pasión o hobbie que podemos compartir con los niños: pintar, dibujar mandalas, cocinar y hasta rituales ‘beauty’.

Por ejemplo, si te gusta leer hagan un pequeño ‘Club Literario’. Ambos leerán el mismo libro o cuento y luego lo discutirán. Si tu peque aún no sabe leer, busca un libro que sea interesante para ambos y léelo en voz alta. Obvio, Harry Potter es perfecto para este fin.

5. Dales herramientas creativas y déjalos solos

Es casi como dejarlos aburrirse, pero con un poco de ayuda. Déjalos a solas con un montón de materiales de papelería: papeles de colores, lentejuelas, calcomanías, limpiapipas, borlitas de colores, crayolas y otras cosas que no requieran supervisión. Es decir, cosas como las tijeras, pegamento, glitter y pinturas requieren tu presencia para evitar un desastre. 

Aplica el “voy a dejar esto por aquí y me iré lentamente”. Verás que pronto se las ingenian, o bien, puedes inspirarlos con tutoriales de manualidades online.

 

 

 

6. La vieja confiable: vean películas y series

Así de simple, hagan un cine en casa con maratones de todas TUS películas y series infantiles favoritas. A muchas mamás, por más millennial o ‘chavorrucas’ que seamos, no nos atrapan las caricaturas actuales. Solo vemos una explosión de colores, vocecillas chillonas que hablan súper rápido y situaciones demasiado surrealistas, absurdas o bobas.

Muéstrale lo que te encantaba de chiquita: los clásicos de Disney, ‘Los Caballeros del Zodiaco’ o las caricaturas de Nickelodeon. Si ya son más grandecitos hasta pueden ver cosas de terror y asustarse juntos.

 Mira también: 7 formas de combatir la sensación de soledad durante la cuarentena

De todo corazón, deseamos que ni tú ni tus hijos enloquezcan en estos días de aislamiento. Sabemos que el cambio es difícil, pero es una oportunidad de dejar que tus peques conozcan tu mundo y se sientan parte de tu vida. 

¡Suerte y paciencia queridas mamis!

 

 

Tu vida, Casa

Notas relacionadas