LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Unsplash
mitos que más escuchamos sobre la obesidad y el sobrepeso

Los mitos que más escuchamos sobre la obesidad y el sobrepeso

Y muchas veces los creemos

28/02/2020 | Autor: @20s
Comparte en:

Muchas veces la desinformación y la visita constante a doctor Google, hace que nos creamos cualquier "información" que encontramos en Internet sobre la salud y el sobrepeso.

Esta falta de información hace que creamos muchas veces en mitos que afectan nuestro cuerpo.

Por eso aquí te contamos los principales mitos sobre el sobrepeso y la obesidad.

Retengo muchos líquidos

A ver chiquita, ya te cachamos, hay que aclarar que el sobrepeso y la obesidad se producen por un exceso de grasa y masa corporal no por el cúmulo de agua. Así que para conseguir una figura más delgada de poco sirven los diuréticos, sobre todo cuando se realizan sin prescripción de un nutriólogo. Tomar suficiente agua es básico para mantener las funciones de tu cuerpo trabajando como relojito. Los especialistas recomiendan beber agua durante todo el día, tanto como tu cuerpo te lo pida. De esta forma estarás hidratada, reanimada y liberarás a tu cuerpo de algunas toxinas. Y como en todo, debes evitar irte al extremo y tomar más agua de la que necesitas, pues podrías –por ejemplo- bajar los niveles ideales de sustancias como sodio o el calcio. Algunas personas creen que tomando agua barren con las calorías que ingieren con otros alimentos, pero esto es falso, la única manera que tienes de eliminar las calorías que has ingerido es gastándolas.

Sufro de peso por el estrés y los nervios

No es que tu cuerpo produzca de pronto masa corporal o grasa ante situaciones de estrés o nerviosismo, sino que estos estados emocionales orillan a algunas personas a desahogar sus emociones erróneamente en la comida, sobre todo en alimentos con un alto contenido calórico: galletas, chocolate, dulces, pasteles, gorditas, etc.

mitos obesidad

 

 

La obesidad es genética

Si existe un porcentaje de casos de sobrepeso u obesidad debido a causas genéticas, pero la realidad es que la mayor parte de ellos se deben a varios factores que incluye los malos hábitos, alimentación monótona que contribuye a la falta de nutrimentos, poca actividad física, entre otros. Por eso, si tienes antecedentes o tendencia a padecer sobrepeso u obesidad, mantén una buena alimentación y realiza ejercicio al menos tres veces a la semana.

Con la edad se aumenta de peso

Debemos considerar que conforme pasan los años nuestro metabolismo se hace más lento (un metabolismo rápido quema más calorías que uno lento), sin embargo, no es un factor decisivo para aumentar de peso. Lo que sucede es que ingerimos calorías que no gastamos, seguramente cuando tenías 13 ó 14 años, en pleno desarrollo necesitabas muchas más calorías que a los 26; y también es muy seguro que en ese entonces subieras y bajaras todo el día, cuando hoy quizá pases cerca de 8 horas frente a una computadora o tu actividad física se haya reducido considerablemente. Recuerda que conforme pasan los años nuestro cuerpo va cambiando, de esa manera, también debe ir cambiando la manera en que comemos y lo que comemos. Pero no es tan malo, cambia las hamburguesas por algo más gourmet; será más chic y adecuado para ti.

Dejar de fumar hace ganar peso

El cigarro es un estimulante inhibidor del apetito, y al dejarlo se produce un estado de ansiedad que mucha gente compensa con comida. Un estudio reveló que esta compensación no excede los 3 kg. Así que si te decides a dejar de fuma no te fricrees y prográmate para calmar tu ansiedad por comer con alimentos sanos, snacks de verduras o frutas te vendrían bien. Por otro lado, si tu exceso de peso es superior a esos pocos kilos de los que hablamos arriba, será mejor reconsiderar la alimentación y la actividad física que estás llevando.  

La culpa de mi sobrepeso es de los anticonceptivos

Uno de los efectos secundarios que podría tener la toma de pastillas anticonceptivas es una leve retención de líquidos, pero llega a ser transitorio y no justifica un sobrepeso. En ocasiones, con las píldoras anticonceptivas llega a haber nauseas (que también son transitorias) que suelen calmarse “comiendo algo”, sólo debes tener cuidado en que no sean alimentos muy calóricos. Sin embargo, sí hay ciertos medicamentos (antohiperglicemicos, hormonas, antisicóticos, antiepilépticos y antidepresivos), que pueden disparar el peso corporal; en ese caso tu médico te hará las recomendaciones necesarias.

Salud, Tu cuerpo

Notas relacionadas