LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pexels
Evitar tocarte la cara

6 estrategias para dejar de tocarte la cara y evitar contagiarte de coronavirus

Alejar las manos de tu rostro no es fácil, pero tampoco imposible 

27/05/2020 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

La pandemia de coronavirus nos ha obligado a cuidarnos más que nunca. Las medidas de seguridad para evitar el contagio incluyen lavarnos las manos con frecuencia, guardar la sana distancia de otras personas, ¡y no tocarnos la cara! Esto último es complicado, pero hay algunos tips que podrían ayudarte.

Seguro te ha pasado que vas por la vida desinfectándote a cada paso y de pronto te descubres tocando tu rostro con las mismas manos que acaban de agarrar otra cosa, ¡es prácticamente inevitable!

Según estudios, las personas nos tocamos la cara aproximadamente cada 2.5 minutos, ya sea por reflejo o por costumbre. Expertos afirman que este gesto tiene una razón científica, ya que el contacto de piel con piel libera oxitocina, una hormona que regula el estrés. Así, llevarnos las manos a la cara sería algo relajante, lo que resulta bastante necesario en época de pandemia.

Otra explicación sería que tocar nuestro rostro es una manera de controlar nuestras emociones y la atención que le ponemos a nuestro entorno. Por ejemplo, cuando quieres concentrarte te das masaje en las sienes, te rascas la barbilla o posas tu frente en tus manos para descansar un momento. Es decir, lo hacemos todo el tiempo desde que somos bebés.

 

Este reflejo no es nada fácil de dominar, pero existen trucos que pueden mantener tus manitas lejos de tu rostro:

1. Estar consciente de tu cuerpo todo el tiempo

Cuando aprendes a andar en tacones te pasas pensando en tus pies a cada paso para no caer o tambalearte. Puedes aplicar la misma lógica a tus manos y así, cuando sientas el impulso de tocar tu cara serás capaz de detenerte. Cuando menos te des cuenta ya lo evitarás de forma inconsciente.

2. Ten las manos ocupadas

Si tienes el bolso en una mano y el teléfono en la otra, ¿con qué podrías tocar tu cara? Por ejemplo, a algunas personas les funciona ponerse un anillo grande y pesado, como recordatorio.

3. Ponte uñas postizas

Las fans del acrílico sabemos que unas uñas largas le restan libertad y movilidad las manos. No es lo mismo quitarte una lagaña con la yema del dedo, que hacerlo con una punta afilada. Las uñas te hacen más consciente de tus manos, así que úsalas a tu favor.

 

4. ¡Maquíllate!

Cuando pones empeño en maquillarte como experta, también te esfuerzas por no arruinar tu beauty look. El delineador, la mascara y las sombras te recordarán que si te tocas los ojos acabarás pareciendo panda. Mientras tanto, la base, el blush y los iluminadores mantendrán tus manos alejadas del resto de tu rostro.

5. Usa una careta

Estas pantallas de plástico transparente están entre los artículos más eficaces para protegerte del virus. Además de proteger los ojos y formar una barrera entre tu boca y el ambiente, son perfectas para bloquear cualquier intento de acariciar tu carita.

6. Si todo falla, ¡lávate las manos!

Ok, ya probaste todos los trucos y nada te funcionó, así que lo mejor es prevenir. La razón para no tocarte la cara es que podrías transportar el virus a los canales de entrada: boca, nariz y ojos. Por tanto, lo mejor es lavarte las manos a la menor oportunidad y aplicar desinfectante o sanitizante con frecuencia. Si bien esto no es garantía de que estarás totalmente a salvo, sí ayuda a reducir el riesgo.

 

¿Y los guantes?

Tal como han dicho autoridades sanitarias, el covid-19 no entra al organismo a través de la piel, ni siquiera la de las manos. Los guantes no sirven de nada si te sigues tocando la cara, ya que el virus se queda en la superficie del mismo y se puede transferir a cualquier cosa con la que tengas contacto. No obstante, si sientes que estos te ayudan a estar más consciente de tus movimientos, entonces úsalos, pero siempre re4cuerda que no te protegen por sí mismos.

Mira también: ¿Es correcto usar guantes en el supermercado?

¿Cuál estrategia crees que te funcionaría mejor? ¡Pruébalas todas y nos cuentas! 

Salud, Tu cuerpo

Notas relacionadas