VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Unsplash
4 infecciones cutáneas que puedes contraer en el gym y cómo evitarlas

4 infecciones cutáneas que puedes contraer en el gym y cómo evitarlas

Checa las enfermedades de la piel que puedes llevarte después de hacer ejercicio

16/08/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Hacer ejercicio es muy saludable, sin embargo, el gimnasio también es un enorme foco de enfermedades cutáneas. Para que no te lleves un desagradable “recuerdito” después de tu rutina fitness, te presentamos las 5 infecciones más comunes del gym y cómo evitarlas o tratarlas.

Un estudio de 2014 publicado por la revista científica International Journal of Environmental Research and Public Health, encontró 25 categorías diferentes de bacterias en el equipo para ejercicios, los pasamanos y las palancas de los sanitarios, en 4 centros de acondicionamiento en Memphis. Las especies más comunes fueron formas de la bacteria estafilococo, una fuente común de infecciones de la piel.

 

Por otro lado, tras analizar muestras tomadas de 30 equipos de gimnasio, la empresa Fitrated.com concluyó que:

- La caminadora tiene 74 veces más bacterias que un grifo de agua público

- Una bicicleta de ejercicio tiene 39 veces más bacterias que una bandeja de plástico reutilizada

- Los pesos libres tienen ¡362 veces más bacterias que un asiento de inodoro!

 

Tomando en cuenta que muy pocas personas limpian el equipo antes y después de usarlo, lo mejor es estar prevenidas.

Según los expertos, la mayoría de las infecciones que se adquieren en el gimnasio, son las que afectan la piel. Eso es porque las bacterias, hongos y virus que causan afecciones cutáneas se desarrollan en el sudor que se deja en el equipo para ejercicio y las toallas, así como en las áreas húmedas como saunas, duchas y el piso de las piscinas.

Checa las 5 infecciones de la piel más comunes que puedes “pescar” en el gym:

1. Pie de atleta y tiña inguinal

Ambas infecciones son causadas por hongos que crecen en áreas húmedas y tibias, como toallas húmedas, ropa sudada y pisos mojados. Causan picazón, descamación y hasta ampollas. Para evitarlas, es importante el uso obligatorio de sandalias en las regaderas, albercas, sauna y vapor, así como secarte bien los pies e ingles después de bañarte.

2. Foliculitis del jacuzzi

Es causada por la bacteria psuedomonas aeruginosa, que se puede encontrar en las piscinas y jacuzzis tienen poco cloro o desinfectantes. Esta empieza con unas manchas que causan picazón en el área del bikini, que se convierten en una alergia con ampollas rojas. También se pueden formar ampollas con pus alrededor de los folículos capilares. Normalmente se cura en unos pocos días, sin necesidad de tratamiento, pero si dura más tiempo debes consultar a tu médico.

3. Impétigo

Es una infección muy contagiosa causada por la bacteria estafilococo o estreptococo. Ésta llega a tu cuerpo a través de una abertura en la piel, como una cortada o una picadura de insecto. En algunos casos, el impétigo también puede invadir la piel sana. La infección normalmente empieza con pequeños granitos rojos parecidos a los barros que se llenan de pus. Después, los granitos se romperán y formarán una costra café amarillenta. Requiere tratamiento con antibióticos, así que corre al médico a los primeros síntomas.

4. Verrugas plantares

Son causadas por el virus de papiloma humano, o VPH, que puede causar una infección en la planta de los pies si caminas descalzo en los vestidores o las duchas. Es como una mancha callosa y dura que puede doler al caminar. También puede tener pequeñas manchas negras en la superficie, por las manchas de sangre seca de los vasitos que la alimentan. Al igual que el pie de atleta, se puede prevenir si evitar andar descalza en cualquier área del gym. Esta requiere tratamiento médico, así que corre a consulta.

Mira también: Así afecta tu rendimiento la música que escuchas cuando haces ejercicio

Para minimizar el riesgo de contagio de infecciones en el gym, toma en cuenta estas precauciones:

- Lávate las manos antes y después de practicar deportes o utilizar equipo compartido.

- Lleva toallitas desinfectantes y no dudes en usarlas antes y después de usar cualquier aparato.

- Lleva tu propio mat o tapete de yoga.

- Quítate la ropa sudada de inmediato y lávala después de cada uso.

- Evita compartir objetos personales que toquen la piel desnuda, como toallas, sandalias, esponjas de baño o rasuradoras.

¡Cuida tu piel hasta en tus ratos fitness!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas