LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pexels
Ejercicios para ser mas alta

¿Eres bajita? Estos ejercicios te ayudan a ser más alta

Si quieres ganar unos centímetros, ¡inténtalo!

22/04/2020 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Aunque ser bajita tiene sus ventajas, no todas están satisfechas con esa estatura. Seguro crees que solo te queda resignarte porque es no es algo que puedas cambiar, pero te equivocas. Hay algunos ejercicios que te pueden ayudar a ganar unos centímetros extra.

Se calcula que nuestra altura está determinada en un 80% por factores genéticos, el 20% restante obedece a factores ambientales, sobre todo la nutrición y las enfermedades durante la infancia y adolescencia, pero también influye el estilo de vida y el paso del tiempo.

Si bien existen métodos para ser más alta, como inyecciones de hormona del crecimiento o el alargamiento óseo quirúrgico, lo mejor es ir por lo natural: buena alimentación y ejercicio.

 

 

 

Los ejercicios ideales para aumentar la estatura son aquellos que involucran muchos estiramientos. La parte de nuestro cuerpo donde podemos ganar más altura es la columna vertebral.

Entre las vértebras hay discos de cartílago, éstos están sanos e hidratados tendrán mayor grosor y sumarán unos centímetros a nuestra estatura. Por el contrario, si andamos encorvadas y tenemos los discos comprimidos por estar muchas horas sentadas, perderemos altura.

Las disciplinas más eficaces para descomprimir las vértebras son yoga, pilates y danza aérea. Por supuesto, las combinaciones entre éstas resultan aún más eficaces: total barré, body balance, yoguilates o aeroyoga y más.

 

 

 

Claro que si no tienes tiempo ni intención de apuntarte a una clase (que sería lo mejor), te dejamos estos ejercicios que puedes realizar para crecer unos centímetros:

1. Cuélgate de cabeza

La gravedad nos comprime, pero también la podemos utilizar para estirar nuestro cuerpo. Cuélgate de una barra o columpio, y deja que tu espalda y tus extremidades se alarguen. Relaja los brazos, hombros y caderas. Intenta aguantar al menos 20 segundos y repite unas 5 veces por sesión. Trata de no comer pesado antes de hacerlo porque podrías vomitar.

 

 

 

2. La pinza

Esta postura llamada permite relajar el sistema nervioso, mejora la circulación de sangre hacia la cabeza y estira la espalda. Mantén la pose un minuto o 10 respiraciones e incorpórate lentamente.

Párate derecha con las piernas juntas e inhala profundamente, estirando las manos en línea recta hacia el techo. Al exhalar, inclínate hacia adelante y luego hacia abajo, hasta que los dedos de tus manos toquen las de tus pies.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por LotusSeal Yoga (@lotusseal.yoga) el

 

 

Otra variante es, ya estando agachada, tomarte de los codos para dejar que la cabeza cuelgue con libertad.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Briony (@yogawithbriony) el

 

 

También puedes abrazar tus piernas, dependiendo de tu nivel.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Hannah Lenton Yoga (@hannah.lou.lenton.yoga) el

 

 

3. El gato y la vaca

Un ejercicio que fortalece los músculos de la cintura y ayuda a separar los discos vertebrales. Ponte a cuatro patas, inhala, saca el pecho, levanta la cabeza y curva la espalda hacia abajo sin sacar barriga. Ahora exhala y curva la espalda hacia arriba, bajando la cabeza mientras comprimes el abdomen. Haz unas 3 series de 10 repeticiones.

 

 

 

4. La cobra

Este es un clásico del yoga y hay varios niveles de dificultad. Túmbate boca abajo, presiona las piernas y la pelvis contra el suelo y levántate poco a poco sobre los codos mientras inspiras. Los más avanzados llegan a estirar los brazos por completo. Evítalo si tienes problemas de espalda. Sostén la postura por un minuto o 10 respiraciones, y regresa a la posición boca abajo.

 

 

 

Mira también: Posturas de yoga que puedes hacer en un espacio pequeño

Incorpora estos ejercicios a tu rutina diaria y en unas semanas podrás ver los resultados. Eso sí, cuida de no obsesionarte con el tema, recuerda que cada cuerpo es distinto y no todas obtienen el mis o resultado.

Si tienes problemas de columna, lesiones anteriores o alguna condición particular, debes consultar con tu médico qué ejercicios puedes hacer sin riesgo.

¡Inténtalo!

Salud, Fitness

Notas relacionadas