LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Google
Guía de supervivencia ante un tiroteo

Guía de supervivencia ante un tiroteo

Es información que debemos conocer. 

19/01/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Por desgracias, cada vez es más frecuente escuchar noticias aterradoras sobre tiroteos en escuelas y oficinas. Aunque esto parecía algo lejano que sólo pasaba en Estados Unidos y Europa, ahora la situación ha llegado a México y lo mejor es estar preparados para prevenir un ataque y saber cómo reaccionar si ocurre.

Es mejor prevenir

 

Los autores de un tiroteo no se generan de la noche a la mañana, por lo general hay indicios de que algo no anda bien. En la mayoría de los casos, los agresores suelen ser personas solitarias que se han aislado del resto del grupo y, en algunos casos, tienen problemas psiquiátricos, son víctimas de bullying y/o viven situaciones de violencia familiar.

 

- Identifica al agresor potencial. Si notas algún comportamiento sospechoso, como que algún compañero habla de matar gente o amenaza con llevar un arma, infórmalo a un profesor, un jefe o directamente a la policía. Muchos tiradores comparten sus planes en redes sociales o haciendo comentarios casuales. No tomes esto a la ligera ni como broma. Es mejor que te tachen de exagerada y quizá tu alerta logre evitar una desgracia.

 

- Ten una estrategia. Es vital conocer el protocolo de emergencia de tu escuela o lugar de trabajo en caso de tiroteo: dónde resguardarse, cómo asegurar las puertas, rutas de escape, etc. Si no lo hay, es momento de hacer una propuesta e implementarlo.

 

- Aprende a defenderte. No se trata de que lleves un arma contigo, pero sí podrías tomar clases de defensa personal o cualquier disciplina que te enseñe a luchar contra un atacante si no hay otra alternativa.

 

Checa este video difundido por la organización Sandy Hook Promise, el grupo de prevención de violencia armada en las escuelas liderada por las familias de las víctimas en la matanza de la Escuela Sandy Hook:

 

 

 

 

Si ocurre el tiroteo

 

Los tiroteos pueden ocurrir en cualquier lugar y momento: en la escuela, oficina, centro comercial o en plena calle, y debes estar lista para reaccionar y asegurar tu supervivencia. Tu prioridad debe ser huir de forma segura, pero si no puedes queda la opción de atrincherarte y ocultarte, y por último luchar por tu vida. Sólo tendrás unos segundos para decidir qué hacer.

 

1. Huir

Si el tirador está lo suficientemente lejos de ti y puedes huir, esa es tu oportunidad, ¡corre lo más rápido que puedas hacia la salida! Recuerda que los que corren tienen el promedio de supervivencia más alto en un tiroteo.

 

- Deja todo atrás, no te detengas por tu bolsa, llaves, cartera, etc. Si tu celular está a la mano y no tienes que perder tiempo en buscarlo, entonces llévalo para pedir ayuda.

 

- Corre en zigzag o agáchate mientras corres. Si vas en línea recta le darás tiempo de apuntarte y disparar.

 

- Si ves a alguien desorientado o congelado, jálalo contigo, podrías salvar su vida. Además, si corres en grupo es más difícil para el tirador apuntar de forma individual y tendrás apoyo si debes enfrentarlo.

 

2. Ocultarte o atrincherarte

Si no puedes huir porque el tirador está demasiado cerca o porque eres responsable de un grupo de niños pequeños, entonces debes atrincherarte y ocultarte.

 

- Enciérrate en cualquier habitación y asegura la puerta con lo que tengas a mano: palos, barretas, o muebles pesados. La mayoría de los tiradores sólo tienen unos minutos antes de que llegue la policía y no les interesa ir por el camino más difícil. 

 

- Aléjate de puertas y ventanas para evitar recibir un tiro y apaga la luz, esto hará menos probable que el agresor piense que hay gente ahí.

 

- Llama al número de emergencias de tu país (en México ya entró en funcionamiento el 911), de preferencia desde un teléfono fijo para que puedan rastrear tu llamada.

 

- Ocúltate debajo de un escritorio, dentro de un armario o en cualquier lugar que sirva de escondite y quédate ahí sin hacer ruido, pues llorar o sollozar puede atraer su atención. Si puedes apaga tu celular o ponlo en modo vibrar para que no delate tu presencia.

 

- Si no te puedes esconder y el tirador hizo disparos en la sala donde estás considera fingir que estás muerta. Es una opción arriesgada, ya que los nervios pueden traicionarte, pero inténtalo hasta el final.

 

3. Luchar

Si el tirador te ataca tendrás que luchar, será tu única oportunidad de sobrevivir. Atacarlo es la última opción, no debes salir de tu escondite, sólo lucha si estás segura de que te disparará si no haces nada. Ten en mente que la mayoría de quienes reciben un disparo llegan a sobrevivir. 

 

- No intentes razonar con el atacante ni supliques por tu vida, se ha demostrado que es inútil, mejor ocupa tu energía en luchar.

 

- Si hay varias personas contigo, ataquen todos a la vez lanzando objetos para desorientarlo o golpearlo en grupo. La fuerza en número hará más probable que sobrevivan.

 

- Ataca al tirador con cualquier arma que tengas a mano y busca sus puntos más débiles: ojos, rostro, cuello y brazos, así será más probable que suelte el arma. Si no puedes darle en la cara ni quitarle el arma, dale una patada en la entrepierna. Estás luchando por tu vida y cada segundo cuenta, no dudes sólo porque él tiene un arma y tú no.

 

Cuando llegue la policía

 

Cuando escuches la llegada de los servicios de emergencia no salgas de tu escondite y corras hacia ellos, ya que podrían pensar que eres una amenaza y abrir fuego contra ti. Sólo espera a que la situación esté bajo control y haz exactamente lo que la policía, bomberos o paramédicos te digan sin discutir ni protestar. Ahora que eres testigo, debes colaborar lo más que puedas con las autoridades, diles todo lo que sabes y todos los detalles que recuerdes.

Quiérete